Capturaron a sodálite pedófilo en Lima cuando fotografiaba a menor de 11 años

Efectivos de la comisaría de Alfonso Ugarte hallaron fotos de otros dos niños en poder del sujeto. Se investiga su relación con alguna red internacional de pederastas.

Agentes de la comisaría de Alfonso Ugarte detuvieron a Daniel Bernardo Beltrán Murguía Ward, alias ‘el italiano’, en el preciso momento en que le tomaba fotografías a un menor de 11 años.

Según información llegada a nuestra redacción, el execrable hecho ocurrió el último sábado en una de las habitaciones del hostal Las Palmeras, ubicado en el jirón Carabaya 1017, Cercado de Lima.

El niño agraviado señaló a la Policía que conoció al depravado en Miraflores y que le ofreció figuritas de Pokemón a cambio de dejarse fotografiar sus partes íntimas. Asimismo, denunció que su agresor le practicó sexo oral.

Murguía Ward negó las acusaciones. Sin embargo, los agentes del orden le incautaron una cámara fotográfica y comprobaron que también captó imágenes de otros dos niños.

El detenido también era conocido como Samuel Bernardo Mujica Brown -una identidad falsa-, y fue puesto a disposición de la fiscalía de turno. Se investiga si pertenece a una red internacional de pornografía infantil.

Perteneció a Sodalicio

Se supo que Beltrán Murguía perteneció al Sodalicio de Vida Cristiana, comunidad religiosa que decidió expulsarlo inmediatamente al tomar conocimiento del execrable hecho.

“Como consecuencia de esta situación, hasta ahora totalmente desconocida para nosotros, que consideramos completamente inaceptable, y que ha sorprendido y golpeado dolorosamente a toda nuestra comunidad, habiendo examinado la seriedad de la denuncia, queremos comunicar que el Sr. Murguía ha sido inmediatamente expulsado de nuestra institución”, señala un comunicado remitido a los medios de comunicación.

Según la página de dicha comunidad, el Sodalicio está integrado por laicos y sacerdotes “que tras un proceso de discernimiento han reconocido en sus vidas la vocación a consagrarse plenamente a Dios”.

Perú 21
http://www.peru21.com/p21online/Html/2007-10-29/onp2portada0805420.html

 

Por fin sale a la luz pedofilia en el Sodalitium
 
Por Roberto Valdivia
robertovaldivia77@yahoo.es
 
La noticia constituye el corolario de una crónica anunciada. La cacareada “pureza” de sus consagrados, el nauseabundo olor a “santidad” de que presumían, la rígida y estricta “metodología de selección” de sus miembros, la presunta “vocación religiosa” de que hacían gala, sus largos y meditados procesos de discernimiento en San Bartolo para consagrar plenamente sus vidas a Dios… no eran más que una gigantesca farsa.
 
Daniel Bernardo Beltrán Murguía Ward, el sodálite experto en informática, es el primer consagrado de esta secta destructiva que es capturado con las manos en la masa, seduciendo a indefensos niños pobres, abusando de menores, practicando sexo oral con ellos, fotografiándolos desnudos.
 
Se trata del primer sodálite que conoce la opinión pública que vive buscando el placer sexual en nombre de Dios. Lo que no se conoce aún es cuánto tiempo ha estado abusando de menores, cuántas son en realidad sus víctimas, cuáles son los nombres de sus cómplices, como es que está organizada la red internacional de pedofilia para la que trabaja y quienes son los encumbrados que la dirigen y que han protegido al depravado hasta hoy.
 
Estos son los sujetos a quienes la élite de la sociedad peruana encarga sus hijos para que sean preparados en los retiros de confirmación, o que los entrega incautamente a participar en los Convivios, o los matricula en los exclusivos colegios San Pedro o Villa Cáritas en La Molina, o que los envía a formarse en el Instituto del Sur o a ser profesionales en la Univesidad Católica San Pablo del Sodalitium.
 
¿Debemos ahora creerles que esta vergonzosa situación, era “hasta ahora totalmente desconocida” para ellos? ¿Podemos aceptar que estos abusos los han “sorprendido y golpeado dolorosamente” en su comunidad? Hay que ser muy incauto para pensar que la ola de pederastía clerical que ha reventado estruendosamente en todo el mundo en los últimos cinco años tenía una isla virginal en el Sodalitium. 
 
La misma iglesia católica jamás aceptó la “tolerancia cero” para los clérigos que caían en la desgracia de ser sorprendidos en sus andanzas sexuales con menores. Acudió a la caridad cristiana y al perdón para “rehabilitar” a sus pederastas, cambiarlos de parroquia y finalmente aplicar la bondadosa “tolerancia uno”  que terminó convirtiéndose en “tolerancia 80” para Nicolás Aguilar en México y “tolerancia 130” para George Geoghan en Boston.
 
Lo peor de estas instituciónes religiosas que “cazan niños” no es el abuso sexual en sí (que de hecho se da en muchos grupos sociales), sino el encubrimiento de sus abusos sexuales bajo un manto de sacralidad y divinidad. Es la utilización de Dios para sus fines orgásmicos; y el ocultamiento de sus crímenes al mejor estilo sectario y al más puro actuar de las mafias más tenebrosas.
 
Salíó a la luz el primer victimario sexual del Sodalitium. No es el más grande. Beltrán Murgía es solamente un pez chico, una lorna religiosa. Pronto saldrán a la luz, inexorablemente, los peces gordos, las ballenas religiosas y las vacas sagradas. Y saldán también, cobrando valor y dignidad, las víctimas que han callado un silencio fundacional.

Capturaron a sodálite pedófilo en Lima cuando fotografiaba a menor de 11 años

Efectivos de la comisaría de Alfonso Ugarte hallaron fotos de otros dos niños en poder del sujeto. Se investiga su relación con alguna red internacional de pederastas.

Agentes de la comisaría de Alfonso Ugarte detuvieron a Daniel Bernardo Beltrán Murguía Ward, alias ‘el italiano’, en el preciso momento en que le tomaba fotografías a un menor de 11 años.

Según información llegada a nuestra redacción, el execrable hecho ocurrió el último sábado en una de las habitaciones del hostal Las Palmeras, ubicado en el jirón Carabaya 1017, Cercado de Lima.

El niño agraviado señaló a la Policía que conoció al depravado en Miraflores y que le ofreció figuritas de Pokemón a cambio de dejarse fotografiar sus partes íntimas. Asimismo, denunció que su agresor le practicó sexo oral.

Murguía Ward negó las acusaciones. Sin embargo, los agentes del orden le incautaron una cámara fotográfica y comprobaron que también captó imágenes de otros dos niños.

El detenido también era conocido como Samuel Bernardo Mujica Brown -una identidad falsa-, y fue puesto a disposición de la fiscalía de turno. Se investiga si pertenece a una red internacional de pornografía infantil.

Perteneció a Sodalicio

Se supo que Beltrán Murguía perteneció al Sodalicio de Vida Cristiana, comunidad religiosa que decidió expulsarlo inmediatamente al tomar conocimiento del execrable hecho.

“Como consecuencia de esta situación, hasta ahora totalmente desconocida para nosotros, que consideramos completamente inaceptable, y que ha sorprendido y golpeado dolorosamente a toda nuestra comunidad, habiendo examinado la seriedad de la denuncia, queremos comunicar que el Sr. Murguía ha sido inmediatamente expulsado de nuestra institución”, señala un comunicado remitido a los medios de comunicación.

Según la página de dicha comunidad, el Sodalicio está integrado por laicos y sacerdotes “que tras un proceso de discernimiento han reconocido en sus vidas la vocación a consagrarse plenamente a Dios”.

Perú 21
http://www.peru21.com/p21online/Html/2007-10-29/onp2portada0805420.html

Por fin sale a la luz pedofilia en el Sodalitium
 
Por Roberto Valdivia
robertovaldivia77@yahoo.es
 
La noticia constituye el corolario de una crónica anunciada. La cacareada “pureza” de sus consagrados, el nauseabundo olor a “santidad” de que presumían, la rígida y estricta “metodología de selección” de sus miembros, la presunta “vocación religiosa” de que hacían gala, sus largos y meditados procesos de discernimiento en San Bartolo para consagrar plenamente sus vidas a Dios… no eran más que una gigantesca farsa.
 
Daniel Bernardo Beltrán Murguía Ward, el sodálite experto en informática, es el primer consagrado de esta secta destructiva que es capturado con las manos en la masa, seduciendo a indefensos niños pobres, abusando de menores, practicando sexo oral con ellos, fotografiándolos desnudos.
 
Se trata del primer sodálite que conoce la opinión pública que vive buscando el placer sexual en nombre de Dios. Lo que no se conoce aún es cuánto tiempo ha estado abusando de menores, cuántas son en realidad sus víctimas, cuáles son los nombres de sus cómplices, como es que está organizada la red internacional de pedofilia para la que trabaja y quienes son los encumbrados que la dirigen y que han protegido al depravado hasta hoy.
 
Estos son los sujetos a quienes la élite de la sociedad peruana encarga sus hijos para que sean preparados en los retiros de confirmación, o que los entrega incautamente a participar en los Convivios, o los matricula en los exclusivos colegios San Pedro o Villa Cáritas en La Molina, o que los envía a formarse en el Instituto del Sur o a ser profesionales en la Univesidad Católica San Pablo del Sodalitium.
 
¿Debemos ahora creerles que esta vergonzosa situación, era “hasta ahora totalmente desconocida” para ellos? ¿Podemos aceptar que estos abusos los han “sorprendido y golpeado dolorosamente” en su comunidad? Hay que ser muy incauto para pensar que la ola de pederastía clerical que ha reventado estruendosamente en todo el mundo en los últimos cinco años tenía una isla virginal en el Sodalitium. 
 
La misma iglesia católica jamás aceptó la “tolerancia cero” para los clérigos que caían en la desgracia de ser sorprendidos en sus andanzas sexuales con menores. Acudió a la caridad cristiana y al perdón para “rehabilitar” a sus pederastas, cambiarlos de parroquia y finalmente aplicar la bondadosa “tolerancia uno”  que terminó convirtiéndose en “tolerancia 80” para Nicolás Aguilar en México y “tolerancia 130” para George Geoghan en Boston.
 
Lo peor de estas instituciónes religiosas que “cazan niños” no es el abuso sexual en sí (que de hecho se da en muchos grupos sociales), sino el encubrimiento de sus abusos sexuales bajo un manto de sacralidad y divinidad. Es la utilización de Dios para sus fines orgásmicos; y el ocultamiento de sus crímenes al mejor estilo sectario y al más puro actuar de las mafias más tenebrosas.
 
Salíó a la luz el primer victimario sexual del Sodalitium. No es el más grande. Beltrán Murgía es solamente un pez chico, una lorna religiosa. Pronto saldrán a la luz, inexorablemente, los peces gordos, las ballenas religiosas y las vacas sagradas. Y saldán también, cobrando valor y dignidad, las víctimas que han callado un silencio fundacional.

Aborto terapéutico, caso peruano en Londrés

Dos años después de que el Comité de Derechos Humanos de la ONU fallara a su favor, la peruana Karen Llantoy trae a Londres su lucha contra el Gobierno de Lima, que le negó con tan sólo 17 años el derecho al aborto terapéutico, aún sabiendo que el bebé nacería sin cerebro.

“El caso de Karen es uno de los miles que prueban el vacío legal que existe en Perú. A pesar de que la ley autoriza el aborto terapéutico, no existe un protocolo que recoja cómo, dónde y en qué condiciones se puede interrumpir el embarazo, por lo que muchas mujeres quedan al amparo de lo que decida el médico”, denuncia a Efe su abogada, Jeanette Llaja, de la organización DEMUS Junto a ella y la psicóloga Giannina Paredes, Karen viajó a la capital británica, donde hoy comparte su experiencia con otras mujeres en la conferencia “Global Safe Abortion”, la primera que a nivel internacional aborda la lucha contra los abortos de riesgo.

“Sólo deseo que lo que me pasó no se vuelva a repetir. Para una chica de 17 años es realmente difícil de sobrellevar. No sabéis las veces que he intentado dejar este mundo porque para mi el valor de la vida ya carece de importancia”, afirmó Karen ante el Tribunal Ético por los Derechos Económicos, Sociales y Culturales de las Mujeres, en julio de 2005.

En un contexto en el que aproximadamente 376.000 mujeres abortan en Perú cada año, la experiencia de Karen “fue paradigmática”, afirmó Llaja.

En 2001, a mitad de su embarazo, un examen médico le diagnosticó que el feto era anencefálico (sin cerebro) y que no sólo moriría al nacer sino que entrañaba un grave riesgo para la salud de la madre.

El director del hospital al que la joven acudió pidiendo un aborto terapéutico le negó la solicitud, obligándola a llevar su embarazo hasta el final y a amamantar al bebé durante los cuatro días que sobrevivió.

“Me sentía tan impotente que decidí denunciarlo”, declaró a Efe Karen, cuyos abogados llevaron el caso al Comité de Derechos Humanos de la ONU (UNHRC, en sus siglas en inglés), alegando que el Estado peruano puso en peligro la integridad física y mental de la joven y le negó el derecho a un aborto terapéutico.  En noviembre de 2005, el UNHRC se pronunció a su favor y estableció que negarle el acceso al aborto legal violaba los derechos humanos básicos de las mujeres, puntualizando que el derecho a la salud no sólo hace referencia al dolor físico sino también al sufrimiento moral.  Era la primera vez que un organismo internacional de derechos humanos responsabilizaba a un gobierno de asegurar el acceso a servicios para un aborto legal, pero el ejecutivo peruano aún ahora, dos años después, no ha cumplido el dictamen de la UNHRC.

Desde Londres, Llaja y Paredes piden apoyo internacional para presionar a las autoridades peruanas a fin de que tomen medidas que aseguren a las mujeres su derecho a un aborto terapéutico seguro, cuando se sabe que la inseguridad en los abortos se cobra 66.000 muertes en el mundo cada año.

EFE

Comunicaciones ForoSalud
Jirón 6 de agosto 763 – Jesús María
Teléfono: 332 4242 / 424 0350
comunicaciones@forosalud.org.pe
www.forosalud.org.pe

Aborto terapéutico, caso peruano en Londrés

Dos años después de que el Comité de Derechos Humanos de la ONU fallara a su favor, la peruana Karen Llantoy trae a Londres su lucha contra el Gobierno de Lima, que le negó con tan sólo 17 años el derecho al aborto terapéutico, aún sabiendo que el bebé nacería sin cerebro.

“El caso de Karen es uno de los miles que prueban el vacío legal que existe en Perú. A pesar de que la ley autoriza el aborto terapéutico, no existe un protocolo que recoja cómo, dónde y en qué condiciones se puede interrumpir el embarazo, por lo que muchas mujeres quedan al amparo de lo que decida el médico”, denuncia a Efe su abogada, Jeanette Llaja, de la organización DEMUS Junto a ella y la psicóloga Giannina Paredes, Karen viajó a la capital británica, donde hoy comparte su experiencia con otras mujeres en la conferencia “Global Safe Abortion”, la primera que a nivel internacional aborda la lucha contra los abortos de riesgo.

“Sólo deseo que lo que me pasó no se vuelva a repetir. Para una chica de 17 años es realmente difícil de sobrellevar. No sabéis las veces que he intentado dejar este mundo porque para mi el valor de la vida ya carece de importancia”, afirmó Karen ante el Tribunal Ético por los Derechos Económicos, Sociales y Culturales de las Mujeres, en julio de 2005.

En un contexto en el que aproximadamente 376.000 mujeres abortan en Perú cada año, la experiencia de Karen “fue paradigmática”, afirmó Llaja.

En 2001, a mitad de su embarazo, un examen médico le diagnosticó que el feto era anencefálico (sin cerebro) y que no sólo moriría al nacer sino que entrañaba un grave riesgo para la salud de la madre.

El director del hospital al que la joven acudió pidiendo un aborto terapéutico le negó la solicitud, obligándola a llevar su embarazo hasta el final y a amamantar al bebé durante los cuatro días que sobrevivió.

“Me sentía tan impotente que decidí denunciarlo”, declaró a Efe Karen, cuyos abogados llevaron el caso al Comité de Derechos Humanos de la ONU (UNHRC, en sus siglas en inglés), alegando que el Estado peruano puso en peligro la integridad física y mental de la joven y le negó el derecho a un aborto terapéutico.  En noviembre de 2005, el UNHRC se pronunció a su favor y estableció que negarle el acceso al aborto legal violaba los derechos humanos básicos de las mujeres, puntualizando que el derecho a la salud no sólo hace referencia al dolor físico sino también al sufrimiento moral.  Era la primera vez que un organismo internacional de derechos humanos responsabilizaba a un gobierno de asegurar el acceso a servicios para un aborto legal, pero el ejecutivo peruano aún ahora, dos años después, no ha cumplido el dictamen de la UNHRC.

Desde Londres, Llaja y Paredes piden apoyo internacional para presionar a las autoridades peruanas a fin de que tomen medidas que aseguren a las mujeres su derecho a un aborto terapéutico seguro, cuando se sabe que la inseguridad en los abortos se cobra 66.000 muertes en el mundo cada año.

EFE

Comunicaciones ForoSalud
Jirón 6 de agosto 763 – Jesús María
Teléfono: 332 4242 / 424 0350
comunicaciones@forosalud.org.pe
www.forosalud.org.pe

2º Curso de Formación de Facilitadores(as) en Masculinidades y Género se realizará los días sábado 17 y domingo 18 de noviembre del 2007

INPPARES Promueve Salud y Desarrollo y el Comité Interinstitucional del Proyecto MACHO conformado por las siguientes instituciones: DEMUS, C.M. Flora Tristán, Amnistía Internacional, Centro Juvenil Futuro, PROSA, Instituto Alameda, Instituto Runa, Promsex, Radialistas Apasionados y apasionadas, MHOL, Redess Jóvenes, Red Inter Quorum, Aldeas Infantiles SOS, Sí Da Vida. Lo y la invitan a participar del “2º Curso de Formación de Facilitadores(as) en Masculinidades y Género”, el cual tiene como objetivo promover un espacio de reflexión, discusión y capacitación a personas interesadas en formarse como facilitadores y facilitadoras en temas de Masculinidades y Género.

Leer más

Apuntes para la Acción: El derecho al aborto legal

En nuestro país es legal el aborto que se realiza cuando es el único medio para salvar la vida de la mujer o para evitar un mal grave y permanente en su salud. Sin embargo, a pesar de esta disposición legal, los establecimientos de salud públicos no suelen brindar atención a las mujeres en estos casos, lo que conlleva que muchas de ellas terminen engrosando las cifras del aborto clandestino, que actualmente se estima en 410,000 al año, y enfrenten penosas consecuencias para su salud.

Este material se encuentra dirigido a las y los profesionales de salud y busca ser un aporte para que la atención de aquellas mujeres que necesitan interrumpir su embarazo por motivos de salud, se encuentre enmarcada en estándares de calidad y respeto de sus derechos humanos.

apuntesparalaaccion-abortolegalPS.pdf
apuntesparalaaccion-abortolegalPS.pdf

Los grupos conservadores en el Perú

La imagen común que las personas tienen de los “conservadores” refiere sobre todo a su figura clásica. La imagen de un grupo de sujetos que forman comunidades sectarias o grupos herméticos, con codificaciones crípticas y rituales secretos, viene a la mente con rapidez. Al mismo tiempo, se suele asociar a los “conservadores” con grupos fundamentalistas o extremistas que están fuera del sistema, que marchan a contracorriente de las formas de la democracia o que pretenden un regreso a las maneras arcaicas de relaciones sociales (divisiones estamentales, gobiernos aristocráticos, formas de racismo, etcétera).

Sin embargo, la estructura de los grupos conservadores es más compleja y más difícil de comprender.

No se trata simplemente de fundamentalistas que buscan restaurar un “antiguo régimen”, sino de grupos que estando insertos en las estructuras de la democracia, utilizando sus instrumentos y sus procedimientos, buscan instaurar ideas y posturas que reafirman la unión entre Estado e Iglesia, que asumen que la familia monogámica heterosexual con mandato reproductivo es la única posibilidad y que están en contra de los diferentes métodos anticonceptivos, el matrimonio entre personas del mismo sexo y la despenalización del aborto (entre otros temas). Estos movimientos han crecido con fuerza en los últimos años en América Latina y tienen en el Perú un núcleo importante de acción y coordinación a nivel continental; grupos que reciben apoyo de organizaciones conservadoras internacionales y de diferentes instancias de poder político y económico en el Perú.

Losgruposconservadoresenelperu.pdf
Losgruposconservadoresenelperu.pdf

Free Choise Restricted: USAID´S reactionary policies and the case of emergency contraception in Perú

For 30 years the United States Agency for International Development (USAID) has been the primary foreign donor to health programs in Peru. In 1998 alone it provided $21 million to Peru’s public health sector, making up approximately one fourth of the bi- and multilateral financial aid in this area. 1 A significant portion of USAID’s funding has been directed to reproductive health, with a focus on family planning. For example, between 1994 and 1998, USAID provided $85 million to family planning activities,2 or three quarters of all of its reproductive health aid to Peru. USAID’s support has contributed significantly to improving the reproductive health and rights of people living in poverty in Peru, particularly women.


FREECHOICE.pdf
FREECHOICE.pdf

Municipalidad de Villa El Salvador, también se compromete a trabajar por los derechos de lesbianas, gays y trans

El 19 de octubre, La Municipalidad de Villa El Salvador y el Centro de Promoción y Defensa de los Derechos Sexuales y Reproductivos, PROMSEX, firmaron un convenio con la finalidad de promover acciones que permitan reforzar el trabajo que vienen realizando organizaciones de gays, lesbianas y travestis en la localidad, así como promover su participación en las mesas de concertación que se desarrollan en el Municipio con las organizaciones sociales.

Durante la sesión de concejo para esta importante decisión, se produjo un intenso debate, con diferentes posiciones sobre la importancia de garantizar los derechos de los personas, sin discriminación, especialmente por su orientación sexual e identidad de género. Finalmente, los/as regidoras/es del Municipio de Villa El Salvador, votaron 10 a favor, una abstención y dos votos en contra de la aprobación de la suscripción del Convenio. Con este acto, la comunidad lesbiana, gay y trans de Villa El Salvador reconoció la labor que viene desarrollando su Alcalde distrital señor Jaime Zea Usca por promover los derechos ciudadanos de todos/as los/as vecinos/as. Villa El Salvador, se convierte en el segundo distrito en promover los derechos sexuales, ya que el distrito de Comas, al Norte de Lima, hizo lo mismo el mes pasado.

Villa El salvador es un distrito, que forma parte del Cono Sur de Lima y cuenta con más de 600 mil habitantes. Luego de casi año y medio de trabajo articulado y concertado entre las agrupaciones Casa de los Talentos, Asociación Angel Azul, Casa Alternativa Joven, y Asociación Diversidad de Género Unida, así como las Organizaciones Sociales de Base, entre ellas, la Asociación de Promotoras de Salud de Villa El Salvador, Mesa de Comunidades Saludables de Villa El Salvador, la Gerencia de Promoción y Bienestar, se logró este importante reconocimiento.

Con este acto, desde el Municipio, se impulsarán acciones conjuntas para el desarrollo de talleres de sensibilización y capacitación en derechos de las personas TLGB al personal administrativo y de seguridad ciudadana de la municipalidad, y se aplicarán medidas para asegurar el respeto de los derechos humanos de las personas TLGB en todas las instancias administrativas.

La planificación familiar en emergencia

La planificación familiar es una de las intervenciones de salud pública mas conocidas  y extendidas en el mundo, pues está plenamente reconocido que su contribución favorece a las personas, permitiéndoles cumplir con sus expectativas reproductivas y disminuyendo de una manera significativa, riesgos prevenibles como son; los abortos inseguros y/o nacimientos no deseados. Esto a su vez permitiría un ahorro importante en el gasto público, pues cálculos conservadores del impacto económico por no acceder a métodos anticonceptivos, correspondería por lo menos al 30% de la atención de la salud de la mujer en general. Es decir, la falta de previsión es costosa para las mujeres, pero también lo es para el Estado

Junto con las evidencias de sus beneficios, también está la certeza de los componentes de éxito de este tipo de  intervenciones; consentimiento informado,  acceso a una amplia gama de anticonceptivos y servicios confidenciales, seguros y respetuosos de las culturas y de necesidades de las personas. Ninguno de estos aspectos son novedosos y mucho menos requieren de una gran inversión, pues los  anticonceptivos son baratos, no están sujeto a patentes y los mecanismos de gestión, tanto para el abastecimiento, como para el entrenamiento de los proveedores, estas absolutamente probados. Sin embargo, en el Perú, el acceso a la planificación familiar, parece ser una tarea imposible.

¿Qué impide al Ministerio de Salud, tener una política adecuada de planificación familiar?. Tal como se ha señalado, no está en la racionalidad económica, lo que hace pensar en otras causales, tales como la influencia de sectores recalcitrantes, que se han  posesionado en la política pública y que parece haberse instalado después del recordado beso en la mano del Presidente Garcia  al Cardenal Cipriano. De allí no falta quién insista (a los otros) tener los hijos que Dios manda. También están presentes en el escenario, aquellos que se definen a si mismos como “liberales”, pero que en realidad, están mas preocupados en los “pecados” ajenos y cada cierto tiempo se pronuncian para que el Estado no subsidie la planificación familiar, sin hacer mención que las que se ven impedidas de controlar su propia fecundidad, son por lo general, mujeres pobres, con bajos niveles educativos, sin acceso a servicios de salud y que son excluidas de los beneficios del Estado y del avance científico. Un tercer elemento parece estar dado por aquellos que no saben, no opinan, no hacen, pero negocian, manteniendo al Ministerio de Salud, en una total deriva, sin una definición de prioridades y mucho menos de resultados.

Lamentablemente quienes resultan mas afectadas y pagan con su bienestar, salud y muchas veces con su vida estas graves deficiencias, no son todas las mujeres, sino aquellas que son parte de la extrema pobreza, que habitan en zonas rurales o que pertenecen a alguna comunidad indígena, pues en el mejor de los casos, sólo el 22% de ellas hará uso de algún anticonceptivo moderno, por lo que el problema no está para dejarlo pasar, sino para exigir una rápida resolución, pues según estimados aceptados, cada día que pasa, al menos 1000 mujeres se enfrentan a embarazos no deseados que luego terminan en aborto y la pregunta que vale la pena hacerse en estos casos es: ¿de quién es la responsabilidad?
 
Fuente : Diario Perú. 21 Lima – Perú
Publicado 15 /10 / 07