Sexualidad entre menores sigue en debate

Consentido. Congresista Sousa advierte que es tema delicado. Se debatirá en el Congreso la despenalización de relaciones entre menores de 14 a 18 años.

La despenalización de las relaciones sexuales entre personas de 14 a 18 años, cuando se prueba que son relaciones mutuamente consentidas, encontró opiniones diversas de especialistas de diferentes instituciones que fueron invitados a una reunión de trabajo de la Mesa Multisectorial encargada de evaluar esa propuesta.  El congresista Rolando Sousa (GPF), presidente de la Comisión de Justicia y Derechos Humanos, dijo que la sensibilidad del tema obliga a tener mucho cuidado en el capítulo relacionado a delitos contra la libertad sexual y a manejar esos temas con mayor responsabilidad para evitar que el mensaje a la población sea errado.
Preocupa tema adolescente

A su vez, Lucy del Carpio, coordinadora Nacional de la Estrategia de Salud Sexual y Reproductiva del Ministerio de Salud, manifestó que las enfermedades de transmisión sexual y de VIH Sida se han incrementado en los adolescentes, así como el suicidio por causa de embarazo.

La clave

Pleno. La despenalización de las relaciones sexuales entre menores de 14 a 18 años se tratará en el Pleno en los próximos días. A la cita también asistió la ministra Virginia Borra.

http://www.larepublica.pe

Sexo y adolescentes

El sexo existe, pero es malo si está asociado a jóvenes y adolescentes. Este es un debate que concita gran atención y requiere la mayor información. El problema es que, desde el 2006, una ley penaliza con cárcel el sexo en menores de 18 años. Probablemente, la idea haya sido evitar el abuso sexual, el embarazo precoz y las infecciones de transmisión sexual, pero, lamentablemente, la realidad peruana no ha mejorado en estos años: los jóvenes siguen teniendo relaciones y se dan los embarazos en menores de 18 años. Lo que es peor: no han disminuido el abuso sexual ni las infecciones sexuales.

¿Por qué despenalizar esta ley? La respuesta es que causa conflicto con otras normas (por ejemplo, el/la adolescente puede casarse y reconocer a sus hijos, pero no puede tener relaciones sexuales). Además, se sabe que cada vez son menos los adolescentes que acuden a un servicio de salud y es porque los profesionales del área tienen la obligación de denunciar a las pacientes adolescentes pues sus relaciones sexuales se consideran delito. Entonces tenemos que algo no funciona en esta ley y las cifras lo indican. Por ejemplo, del total nacional de mujeres de 15 a 19 años , el 13.7% ya estuvo alguna vez embarazada. De estas, el 11.1% son madres y el 2.7% está gestando por primera vez. A esto, añadamos la edad media del primer nacimiento en casi toda la selva es por debajo de los 20 años.

Las leyes no cambian la cultura ni las costumbres y no se ha trabajado en una mejor prevención ni en un sistema de salud que, actualmente, no atiende la demanda. Ya que tener relaciones es ilegal o fuera de ley, no podemos ayudar a prevenir sus negativas consecuencias.

Nadie desea que haya adolescentes embarazadas. En el Perú, el mayor porcentaje de madres o embarazadas adolescentes está entre las mujeres sin educación (47.9%), las que residen en la selva (27.2%), las del quintil de riqueza inferior (26.9%) y del área rural (22.2%). Es decir, las más pobres son las que tienen más posibilidades de un embarazo que perpetuará su pobreza y marginación.

El estudio “Conocimiento y percepción del riesgo de los adolescentes acerca de las ITS, VIH-SIDA”, hecho por Inppares en Arequipa, Lambayeque y Lima a 600 adolescentes y jóvenes entre 15 y 25 años, dio a conocer que el 58% con edades de 15 a 18 años ya se había iniciado sexualmente, al igual que el 21% de 11 a 14 años. El 17% había sostenido relaciones con parejas ocasionales y el 15% con parejas estables y ocasionales. 2 de cada 3 adolescentes habían tenido ya 3 parejas sexuales. Si el inicio sexual se da entre los 15 y 18 años es posible que tengan más parejas futuras.

Estas cifras invitan a reflexionar sobre las tareas pendientes: que la ley debe ser mejorada, que debemos hacer esfuerzos con intervenciones que reduzcan los problemas, y que entendamos que los jóvenes y los adolescentes son ciudadanos con derecho. Se requiere de programas cuyo enfoque principal sea ayudar a cambiar conductas, reforzar habilidades para socializar y ser responsables de nuestros actos. Sumemos esfuerzos de prevención y educación, más que de represión para el ejercicio de los derechos sexuales de jóvenes y adolescentes.

informes@inppares.org
www.inppares.org

Fuente: http://www.larepublica.pe/

Más me pegas, menos me quiero

 El peor golpe que los hombres les meten a las mujeres maltratadas es el que va directo a su autoestima. Después de algunos días del arranque de furia del que son víctimas, las mujeres golpeadas ven cicatrizar sus labios partidos y esperan pacientemente a que sus ojos abandonen ese nada sexy color morado. Pero lo que no logran recomponer con facilidad, ni con cremas y antiinflamatorios, es el alma. Las he visto pobres y ricas, niñas y viejas, profesionales y analfabetas, y la impresión que me dejan siempre ha sido la misma y estremecedora: por cada cachetada que les estampan en la cara, les clavan un ‘hijadeputa’, o un ‘inútildemierda’, en el corazón que las deja lisiadas para siempre. ¿Por qué determinadas mujeres terminan atrapadas entre los puños furiosos de sus parejas sin poder hacer nada al respecto? He escuchado muchas veces que las mujeres golpeadas se someten a esa situación porque les da la gana, porque les encanta que las maltraten. Que no abandonan al marido porque, simple y llanamente, no quieren. ¿Acaso no es facilísimo agarrar tus pilchas y mandarte mudar en busca de alguien que te quiera bien?

Resulta que no, no es facilísimo. Por cada hombre al que le gusta entrenar su gancho izquierdo contra la cara de su mujer, hay una madre que se considera poco menos que una cucaracha, o una hija que está convencida que ha nacido para que le metan golpe. Hay un ser humano con una raquítica autoestima que no le permite esquivar el lapo. Son personas frágiles, casi siempre provenientes de hogares disfuncionales que producto de una pobre educación basada en esquemas machistas, carecen de las mínimas herramientas para zafarse de la horrenda situación en la que terminan envueltas. Y sus agresores lo saben. Las buscan débiles, para pasar con una aplanadora de insultos y maltratos sobre sus maltrechos egos. ¿O acaso es común ver a un prepotente machista enamorado de una mujer empoderada a la que nadie le pisa el poncho?

No pues. Las mujeres fuertes y bien plantadas se consiguen hombres sensibles y compañeros. Las otras, las que se sienten poca cosa, las que piensan que tienen que estar lindas para agradar, las que se han creído el cuento de que no valen por sí mismas, esas son potenciales víctimas de los cobardes pegalones. Esas son las que están en peligro y por las que tenemos que trabajar como sociedad. Particularmente, no conozco un solo caso de violencia doméstica en el que el hombre haya logrado controlar su impulso agresivo. Todos los que he visto resolverse con éxito han sido producto de una transformación profunda de la mujer agredida quien, gracias al apoyo de profesionales y de la familia, logra sacar, del morado de sus mejillas, valor para cobrarse todas y cada una de sus heridas.

Fuente: http://peru21.pe/

No fue celebración sino una protesta

Marcha. Cientos de mujeres exigieron ley que castigue a los maltratadores. En el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer reclaman mayor protección y atención del Estado. Susana Villarán apoyó causa.

Un insulto, un empujón o un golpe no son expresiones de amor sino de violencia, aquella que viven cientos de mujeres en el país, pero que callan por vergüenza o por temor a sus propios verdugos: sus parejas o esposos.

Ayer, que se celebró el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, integrantes del Colectivo 25 de Noviembre marcharon por las calles del Centro de Lima (desde el Parque de la Muralla hasta la Plaza San Martín) para exigirle al Estado que las cuide y las proteja: con una ley que castigue con severidad a los hombres maltratadores. Contra violencia machista

“Aquí estamos reunidas más de 200 personas y no para celebrar sino para protestar y reclamar la violencia machista que mata a las mujeres. Lo que estamos pidiendo este año es que se promueva una ley que sancione la violencia contra la mujer o  la violencia de género”, señaló Brenda Álvarez, abogada coordinadora del Colectivo 25 de Noviembre.

Así  con polos alusivos a la causa y con pancartas y frases como “ la violencia mata…”, criticaron el escaso apoyo de las diversas autoridades.  “El Ministerio de la Mujer y el Ministerio Público manejan cifras de mujeres que han muerto en manos de sus parejas, pero eso no basta, se debe promover más campañas de prevención”, agregó con firmeza Álvarez.

Recordó además que existe una gran proporción de chicas que mueren año tras año. Sí denunciaron  a su pareja por violencia, sin embargo no encontraron justicia.

En esta marcha también participaron organizaciones como Amnistía Internacional, Todos Somos Micaela, el Sintrahol, y otras.
La violencia contra la mujer se ha convertido en un problema de salud pública, que debe ser combatida de forma frontal en el ámbito personal y laboral.

“En el caso de las mujeres trabajadoras del hogar, mucha de ellas son maltratadas no solo en la casa donde laboran sino en sus propios hogares porque el esposo no reconoce ni valora su trabajo. Ahí se está ejerciendo un tipo de violencia”, dijo la secretaria del Sindicato de Trabajadores del Hogar de Lima (Sintrahol), Ledy Mozombite.

Pero el apoyo a las mujeres violentadas aún continúa. Así lo demuestran las integrantes del movimiento Todos Somos Micaela. “Es difícil romper el silencio, pero es más doloroso seguir soportando los maltratos de un hombre. Nadie tiene derecho a lastimarnos”, expresó Gony Sosa, coordinadora de la citada organización.

Pide Creación de Warmi Wasi

La electa alcaldesa  de Lima, Susana Villarán, se hizo presente en la marcha. Dijo que la única forma de combatir esta problemática social es con la educación, dejando de lado los estereotipos. “Evitar la violencia es algo que tiene que ver con muchas dimensiones. Con una sola ley no se puede, hay que tener normas adecuadas e instituciones que tengan un sistema educativo donde no se produzca la discriminación de género, que ‘los hombres no lloran’, que ‘las mujeres juegan solo con las muñecas’, desde ahí generamos estereotipos de género. Nosotros vamos a tener una ciudad educadora con mensajes de prevención de la violencia contra la mujer”, aseguró.

Para combatir este flagelo, Villarán propuso la construcción de los “Warmi wasi”, un refugio que brinde ayuda a todo nivel.

Fuente: http://www.larepublica.pe/

Consideran que el Estado también ejerce violencia contra las mujeres

Opinión. Según Susana Chávez, de Promsex, negar a adolescentes su salud sexual es un abuso. Por otra parte, Demus pidió la creación de una ley que proteja a todas las mujeres maltratadas.

A pesar de los años y de las múltiples campañas contra la violencia, esta última se resiste a desaparecer de los hogares y a salir definitivamente de la sociedad.

Frente a este tema, las organizaciones defensoras de los derechos de las mujeres han considerado algunas reflexiones, luego de celebrarse el Día de la No violencia contra la mujer. Por ejemplo, Susana Chávez, del Centro de Promoción y Defensa de los Derechos Sexuales y Reproductivos (Promsex), señaló que el abuso no solo es ejercido por un agresor hombre, sino por el propio Estado y en distintas modalidades. “Es una forma de violencia que las mujeres, que quieren regular su propia fecundidad, no dispongan de métodos anticonceptivos para que puedan elegir, y así se ven obligadas a optar solo por dos tipos de métodos que puede ofrecer el Minsa. Otra forma es obligarla a llevar a término un embarazo que pone en riesgo su vida, a pesar de que la ley la protege, negándole el aborto terapéutico”, indicó. Consideró que la violencia es además negarle a una joven el AOE, tras una violación, y no otorgar servicios básicos en salud sexual a los adolescentes en nuestro país.

Una nueva ley

La ONG Demus también defendió la causa de la mujer violentada y se unió al pedido de más de 60 organizaciones: la dación de una ley que impida el ejercicio de la violencia contra ellas. Ya sabe, llegó la hora de romper el silencio.

Fuente: http://www.larepublica.pe/

“PJ sí reconoce sexualidad adolescente”

Entrevista a José Luis Lecaros Cornejo
Magistrado de la Corte Suprema

Jurista opina sobre despenalización de las relaciones sexuales consentidas. Poder Judicial tomó posición.

A pocos días de que se debata en el Congreso el proyecto de ley para despenalizar las relaciones sexuales entre y con adolescentes de 14 a 18 años, el juez de la Corte Suprema José Lecaros Cornejo aclara su posición y la importancia de esta medida que, según indica, debe ir acorde a nuestra realidad. ¿Cuál es su postura frente a la iniciativa de despenalizar las relaciones sexuales entre adolescentes?   

La Corte Suprema ya aplicó una posición clara frente a este asunto. En el año 2008 se tomó un Acuerdo Plenario donde se interpreta que las relaciones sexuales entre jóvenes de 14 a 18 años, que  eran voluntarias, no podían ser merecedoras de una pena, es decir, había una causal de pena que detalla que, si había consentimiento del afectado, no había delito.

Pero actualmente la ley sigue vigente…

Claro, la norma sigue vigente porque solo el Tribunal Constitucional puede declarar anticonstitucional una ley. Por ello, en el Acuerdo Plenario hemos dicho que en estos casos se aplique el Art. 20, inciso 10 del Código Penal, que establece como una causal de extensión de pena la circunstancia en que el sujeto pasivo, en este caso el menor, haya presentado su consentimiento. Lo que se puede traducir  es que un menor de entre 14 y 18 años tiene capacidad para disponer de su sexualidad.

De aprobarse la ley ¿esta será retroactiva? ¿Qué pasará con las personas que ya han sido sentenciadas por este delito?

La ley será retroactiva. Desde mayo del 2006, en que se dio la ley, hasta fines del 2008, en que se dio el acuerdo plenario, hubo decenas de personas condenadas por este delito, personas con condenas firmes, por lo que la Corte Suprema no podía hacer nada para cambiar esa condena. De llegar a modificarse la ley, todas esas personas podrían liberarse. Porque si una personas es condenada por un delito y luego mediante ley se establece que su falta ya no es delito, entonces puede salir en libertad.

¿Por qué desde los 14 años, y no desde los 16 como lo pide la ministra de la Mujer, Virginia Borra?

Ya que el Código Civil permite que se casen adolescentes desde los  16 años; por eso sugieren que se inicie la vida sexual desde esa edad, porque no tendría sentido que una pareja se case y no tenga relaciones sexuales. La Corte Suprema fue más allá y dijo 14. ¿Por qué? Porque en el Código Civil está estipulado el delito de seducción, que significa tener relaciones sexuales con una menor de 14 años mediante engaños. Entonces el Código Penal reconoce que los menores de entre 14 y 18 años pueden ser engañados para tener relaciones sexuales y reconoce que tienen libertad para su sexualidad.

¿Esto no vulnera la libertad de los menores?

Hay personas que dicen que  no pienso en las adolescentes de 14 o 15 que son seducidas por personas mayores. Yo les respondo: ¿y quién piensa en los jóvenes de 18 o 20 años que por amor tuvieron relaciones sexuales con sus enamoradas y fueron a dar a la cárcel? Es necesario pensar y tomar en cuenta los dos lados del problema. Las personas no deben cegarse de la realidad de nuestro país, y cómo es que vive nuestra juventud.

“Para el amor no hay edad”, recalca el juez

¿Es válido que  un hombre de 39 años mantenga relaciones con una joven de 17 años?, ¿no estaría haciendo uso de su experiencia para seducirla?

Para el amor no hay edad; así como puede haber un hombre de treinta y tantos que use su experiencia para seducir a una jovencita, también puede ocurrir que esté enamorado. Entonces tendríamos que decir que las relaciones sexuales con amor no sean penadas, y si no son con amor que se castiguen, pero cómo comprobamos eso… Cómo establecer un juicio con amor o sin él.

¿Y si hay un contexto de superioridad?

El proyecto que está preparando la Comisión de Justicia del Congreso incluye que cuando el seductor tenga una condición de ventaja, es decir sea el profesor, padre o padrastro y se aproveche de ello para tener relaciones con el o la menor, debe ser castigado.

Fuente http://www.larepublica.pe/