Sexualidad en la enfermedad

Resulta difícil imaginar que las personas que sobrellevan una enfermedad crónica o grave tengan tiempo para la sexualidad, pero eso  suele ser un grave error, pues la sexualidad se manifiesta en diferentes circunstancias, incluso cuando se enfrenta una enfermedad como el cáncer, una insuficiencia renal o cardíaca y hasta el VIH/SIDA. Claro está que es ejercida de diferentes maneras que van desde caricias, juegos sexuales, hasta el coito, lo cual va a depender del estado de salud y deseo de la persona.

En la actualidad, algunas de estas enfermedades tienen tratamientos largos y pueden incluso controlarse bastante bien –si se accede, claro está, a los avances científicos necesarios–, hasta, en algunos casos, lograr su remisión. Es importante comprender que las personas no dejan de ser seres sexuados a lo largo de su vida, y a pesar de una enfermedad, el deseo sexual puede surgir en cualquier momento. Claro que las enfermedades y su tratamiento generan cambios que afectan la capacidad para sostener relaciones sexuales placenteras, pero esto puede revertirse y de hecho sucede así.

Es un hecho que la actividad sexual trae beneficios para la salud, en especial para este grupo de personas,  toda vez que produce una liberación importante de endorfinas que dan placer, y que también son asociadas a una mejora del sistema inmunológico.
Si le reconocemos incluso, más allá del deseo de sostener relaciones, una función terapéutica,  resulta ineludible que los/as médicos tratantes le den un tiempo dentro del proceso de atención al abordaje de temas asociados con las necesidades sexuales y hasta reproductivas de sus pacientes.

Este es un nuevo enfoque de intervención que da cuenta de una atención realmente integral y son las mujeres quienes pueden verse más afectadas por la ausencia de esta atención integral, ya que en el caso de no incorporar medidas de prevención, pueden quedar embarazadas sin haberlo planificado en medio de un tratamiento, lo cual pone en mayor riesgo su vida y su salud, debido a que muchos tratamientos hacen incompatibles llevar un embarazo en condiciones seguras y con buenos resultados.

Incluir información sobre cómo sobrellevar una vida sexual placentera y que no conlleve riesgos es parte de la integralidad de la atención a las que estas personas tienen derecho. Incluso si es que el /la médico tratante no maneja este tópico, debe incluir la visita a un especialista en sexualidad y a un especialista en ginecología como parte del esquema de tratamiento.

Como siempre, la prevención es la mejor herramienta para evitar problemas mayores,  y la vivencia sexual no debe constituirse en una amenaza, sino más bien en bienestar, especialmente cuando las personas luchan día a día por superar una enfermedad que seguro les quita lo mejor de sus vidas.

Centro de promoción y defensa de los derechos sexuales y reproductivos
rossina@promdsr.org

Fuente: http://www.larepublica.pe

Preguntas a la yugular

Para que el candidato no se escape.

Ya sabemos que quieren cumplir las metas del milenio y los 31 puntos del Acuerdo Nacional, aumentar el presupuesto en Educación y asegurar la salud de todos, mantener el ritmo de crecimiento, luchar contra la inseguridad y la corrupción, promover el agro, las mypes y la generación de empleo digno, incluir, redistribuir, crecer, invertir. Es ocioso inquirirlos por estos ítems que, además, están en sus planes de gobierno. Al candidato hay que darle lata con aquello que lo diferenciará del rival como al agua del aceite y que no lo pone por escrito porque le da roche o miedo confesarlo:

¿Va a asegurar la distribución gratuita de la píldora del día siguiente, sí o no? ¿Propondrá la despenalización del aborto, responda sin rodeos? ¿Planteará reformar la Constitución para definir dónde empieza la vida, dígalo de una vez? ¿Aprobará la unión gay o es homofóbico? ¿Con o sin adopción de niños? ¿Le parece bien que la Iglesia Católica reciba apoyo del Estado, responda sin miedo?

Al margen de que se les aumente el salario, ¿suspenderá las gollerías de las Fuerzas Armadas, o también tiene miedo contestar esto? ¿Se comprometerá a promover el desarme o dará rienda suelta al patriotismo antichileno, una de dos? ¿Promoverá que el contralor sea independiente y tenga facultad sancionadora, la conciliación extrajudicial y la reforma del Poder Judicial, dar prioridad a los gastos policiales respecto de los militares, o no le interesa dar la batalla contra la corrupción? ¿Despenalizaría el comercio de marihuana como un plan piloto de lo que podría hacerse con la cocaína, piénselo bien? ¿Establecerá una instancia como el Kingpin Act que recomiende no hacer negocios con presuntos narcos, o le da pánico algo así?

¿Hará del 7 un canal público no gobiernista? Si no da detalles no le creo ¿Puede hacer la lista de las empresas públicas que privatizará, o de lo que nacionalizará, o es pedirle demasiado? ¿Desaparecerá el cargo de primera dama? ¿Está de acuerdo con el voto facultativo? ¿Luchará contra todo tipo de discriminación y hará operaciones contra ella? ¿Endurecerá el código de consumo o está bien como quedó? No se haga el loco y responda de una vez.

Fuente: http://elcomercio.pe/

Jalón de orejas a los jueces

Muy claro. Defensoría les pide mejor criterio en feminicidios. Sostiene que jueces deben homogeneizar criterios a la hora de dictar sentencia o establecer reparaciones.

“No puede ser posible que en el Perú la vida tenga distintos valores”. Con estas palabras el Adjunto para los Derechos Humanos de la Defensoría del Pueblo, Eduardo Vega, hizo un llamado de atención a los jueces del Poder Judicial y les pidió que igualen sus criterios a la hora de sancionar los feminicidios  y establecer los montos de las reparaciones civiles. En la actualidad, según la investigación “Feminicidio en el Perú: estudio de expedientes judiciales”, el valor aproximado de una vida puede establecerse en sumas irrisorias de 800 nuevos soles, y hasta los 50 mil nuevos soles. “Esto no puede seguir sucediendo. El pleno de la Corte Suprema debe fijar un monto. Las reparaciones que se aplican no solo son diversas sino irracionales y atentatorias de los derechos de las víctimas”, sostuvo, tras lamentar que no exista alguna entidad que les llame la atención a los jueces por ese tipo de sentencias. En ese sentido, recomendó capacitaciones continuas en materia de derechos humanos de las mujeres para los magistrados, a fin de que cambien sus prejuicios y la forma de los interrogatorios en los que pareciera que creen que la víctima provocó a su agresor.

Antecedentes de violencia

Vega pidió también a los operadores de justicia que entiendan que no es lo mismo investigar un asesinato común que un feminicidio, pues en el último existen muchos antecedentes de violencia que deben ser tomados en cuenta antes de decidir alguna acción.

Es justamente por la desconfianza en el Poder Judicial –y en general en todas las entidades del Estado– que muchas mujeres (el 84.4%), cita el informe de la Defensoría, evitan hacer una denuncia formal de violencia familiar. Cambiar esto está en manos de los jueces.

Datos

Olvidos. Eugenia Fernán, adjunta para los derechos de la mujer, quien presentó el estudio, indicó que en el 100% de los casos analizados los magistrados no aplican lo establecido en los tratados internacionales respecto a los DDHH de las mujeres.

Cifras. PJ informó que hasta octubre atendió 35,281 casos de violencia familiar y sexual. El 88% contra una mujer.

Fuente: http://www.larepublica.pe/

La sexualidad y los adolescentes de hoy

Opinión. Especialistas creen que menores necesitan orientación antes de iniciar su vida sexual. Padres deben informar sobre  importancia de las relaciones sexuales con responsabilidad. Jóvenes deben estar listos para decisiones importantes en su vida.

Sofía necesita contar lo que siente cada vez que su enamorado la toma por la cintura y recorre su cuerpo con caricias y besos, cuando están solos. A sus 15 años ha elegido compartir esta nueva experiencia con su mejor amiga: su mamá. Pero en la realidad que una adolescente les confíe a sus padres que está iniciando su vida sexual, es un caso que sucede extraordinariamente, muy raro, que ocurre uno en un millón. Y es que todavía existe una dificultad real para tratar el tema de las relaciones sexuales con los jóvenes. Los resultados de esta contrariedad se reflejan en las estadísticas de los embarazos adolescentes, los contagios de VIH u otras enfermedades infecciosas, que recaen en esta parte de la población.

Adultos olvidan lo que fueron

Para el doctor Carlos Cáceres, director del Instituto de Estudios en Salud, Sexualidad y Desarrollo Humano, “muchos adultos olvidan que han vivido la etapa de la adolescencia, donde el cuerpo cambia debido a un desorden hormonal que genera interés por el propio cuerpo así como el del sexo opuesto. Las expresiones de cariño de sus parejas los rinden ante el deseo y los hace sexuales, lo que no está mal, porque están iniciando el camino a la adultez. Es aquí donde los púberes necesitan ser informados de las consecuencias de tener sexo si no hay prevención”.

“Se deben dejar a un lado los prejuicios e informaciones basadas en corrientes religiosas y tomarse en cuenta estudios y evidencias científicas. Se debe aceptar que los adolescentes pueden decidir por sí mismos sobre sus experiencias sexuales. Porque solo con una clara información sabrán decidir con madurez”, explica Cáceres.

Decisiones de los adolescentes

De igual modo opina la psicóloga Rossina Guerrero, de Promsex. “Se debe reconocer la capacidad de los adolescentes de tomar decisiones respecto a su vida y su cuerpo. Ellos (los adolescentes) pueden tomar la decisión de cuándo, cómo y con quién tener relaciones sexuales. Si a los 16 años ya deciden qué profesión tendrán en su vida, por qué no pueden elegir con quién iniciar su vida sexual. Siempre que esta sea consentida, claro”, subrayó.

Además, explica que la adolescencia también tiene cambios psicológicos y del comportamiento. “El nivel emocional en esta etapa es muy relevante en relación a la sexualidad, por ser aquí donde los púberes tendrán sus primeras relaciones amorosas”.

Este nuevo cambio es el inicio de su sexualidad y es parte intrínseca de las relaciones humanas. Así como el ensanchamiento de las caderas en las adolescentes es natural, el deseo y sus ganas de tener sexo –despertado por caricias y juegos sexuales–, también lo son.

Es ahí donde está el deber de los padres de hablar sobre sexo con sus hijos. Si este tema no fuera un tabú en los hogares, un adolescente analizaría más el momento de tener su primer acto sexual.

Si bien en la adolescencia la relación con los padres es tensa, es aconsejable tratar el tema de la sexualidad con anticipación.

Decirles no lo hagas (tener sexo) si no quieres salir embarazada, a las jóvenes, por ejemplo, es un error, un mensaje negativo.

Los  adolescentes también tienen derecho a tener placer sexual. Sin embargo, es necesario brindarles orientación sobre los cuidados que deben tener para no sufrir consecuencias no deseadas.

REACCIONES

“El día que el sexo deje de ser un tabú en los hogares, los adolescentes analizarán más el momento de su primer acto sexual y tomarán precauciones”.

Rossina Guerrero
Psicóloga de Promsex

“Los adultos olvidan que en la etapa de la adolescencia, además de cambios en el cuerpo, es donde se despierta el interés por el sexo opuesto”.

Carlos   Cáceres
Inst. de estudios de la salud y la sexualidad

La desinformación tiene un costo

El estudio “Análisis de situación de salud de las y los adolescentes: ubicándolos y ubicándonos” resalta que en el 2009 los casos notificados de VIH/SIDA fue entre jóvenes de 20 a 24 años y de 25 a 29 años. Considerando el tiempo que trascurre desde la infección, se señala que estos jóvenes probablemente fueron infectados durante su adolescencia.

En el 2009 del total de adolescentes de 15 a 19 años el 13,7% ya estuvieron alguna vez embarazadas: el 11,1% son madres y el 2,7% están gestando por primera vez. El embarazo entre adolescentes aparece refractario al descenso en esta década.

Según ENDES, un 47,6 % de las mujeres actuales usan métodos modernos y 22,2% usan métodos tradicionales, siendo el ritmo el más utilizado. Seguido de la inyección.

Fuente: http://www.larepublica.pe/

El derecho a la planificación familiar en el Perú: Una agenda inconclusa – Región Ucayali

Responder a la necesidad insatisfecha de planificación familiar y mejorar la salud materno-infantil es crucial para que contribuyamos al logro de los Objetivos del Milenio (ODM ) para el año 2015. En ello el Gobierno Regional de Ucayali, a través de la Diresa-Ucayali, se compromete a realizar los mejores esfuerzos de gestión a fin de colocar en la agenda sanitaria regional el derecho al acceso oportuno, amplio y de calidad de los métodos anticonceptivos. 


 

El derecho a la planificacióni familiar: Una agenda inconclusa en el Perú

Esta publicación pretende poner al alcance de las y los decisores de políticas públicas del país y de las y los proveedores de salud información importante para mejorar la oferta de servicios de salud y para contribuir en el enorme desafío de superación de la pobreza y la inequidad social, y sumar así oportunidades para que mujeres y hombres puedan alcanzar sus ideales reproductivos, dentro del marco del respeto y la promoción de sus derechos sexuales y reproductivos.

Aborto terapéutico en Chile: dramáticos casos que obligan a replantear prohibición

Conoce la realidad que hoy deben enfrentar cientos de mujeres en nuestro país, aún sabiendo que su hijo no sobrevivirá o que está en riesgo su propia vida. Hasta 1989 el aborto terapéutico estaba permitido, pero desde ese año las mujeres deben mantener a su bebe en el vientre mientras éste siga vivo, aún cuando sepan que no tendrá posibilidades de llegar al mundo.

Mónica Pérez tenía 14 semanas de embarazo cuando se enteró que su bebé tenía una enfermedad incompatible con la vida y no había posibilidades de que naciera.

Pese a ello, según contó la periodista, la obligaron a estar cinco semanas más con él en su vientre y con la pena que ello conlleva. “Soy una mujer de recursos, podría haber ido a cualquier país del mundo”, dijo frustrada ante la imposibilidad de haber recurrido a un aborto terapéutico, prohibido en Chile desde el año 1989. Pero ¿cuál es hoy la realidad de nuestro país? ¿Cuáles son los casos en los que se debería permitir esta alternativa? Y ¿qué hacen o pueden hacer las mujeres cuando se enfrentan a un embarazo que no llegará a término o que pone en riesgo la vida de la madre?

Lo cierto es que en Chile, entre el año 1931 y 1989 existió la figura del aborto terapéutico en el Código Sanitario, pero fue derogado por la junta militar de la época. Por la condición de procedimiento clandestino, existen estimaciones acerca de los abortos inducidos que se realizan, con cifras que oscilan entre 120 mil a 160 mil al año, al mismo tiempo que alrededor de 30 mil mujeres son hospitalizadas por complicaciones derivadas del aborto inseguro.

La matrona y magíster en Salud Pública, Verónica Schiappacasse, explica que en Chile no hay un registro de personas que pudieran necesitar un aborto terapéutico, ya que al no realizarse este procedimiento, es muy difícil llevar un número. Asegura que, en algunos casos estas mujeres acuden al misopostrol –medicamento abortivo, que se vende ilegalmente en el país- o a la opción de viajar a otro país, como Argentina o Brasil, donde sí es legal el procedimiento y es posible hacerlo sin riesgo de vida para la madre.

Cuenta incluso que hay servicios en algunos países, donde a las mujeres se les lleva en un barco hasta los límites con otras naciones, donde sí es legal el aborto terapéutico.

“Pienso que se debería restablecer el artículo que se derogó en el cual se permitía hasta el año 1989 el aborto terapéutico en Chile y esos casos era cuando corría riesgo la vida de la madre, como por ejemplo en una hipertensión arterial severa. También cuando hay una malformación congénita, que para el feto le era incompatible con la vida y al nacer, simplemente no iba a poder vivir. Eso hoy con la ecografía se puede ver y diagnosticar a tiempo”

Los dramáticos casos en que se necesitaría un aborto terapéutico

En el caso de la periodista Mónica Pérez, ella supo que su bebé tenía un mal que era incompatible con la vida, y aún así debió mantenerlo en su vientre, hasta que éste muriera y pudiera ser expulsado naturalmente.

La matrona explica que ante ciertas enfermedades de la madre o propias del feto se produce la muerte del éste y cuando se detecta que está muerto, muchas veces se espera para que se produzca un aborto espontaneo.

“Es una conducta obstétrica, pero eso ya no tiene que ver con que el médico o la mujer opte o no por un aborto terapéutico, es diferente. Es una conducta obstétrica, dado que hay un feto muerto, o un aborto retenido, pero eso ya ocurrió espontáneamente. Aquí estamos hablando de intervenir cuando hay un feto vivo, que es distinto. Se habla de intervenir por salvarle la vida a una madre, o si la madre lo pide, porque sabe que su feto no va a tener ninguna posibilidad de vivir. Y pese a que no era parte de la legislación chilena, en mi opinión personal cuando se trata de una violación también debiera existir esa posibilidad, más aún que en este país no se accede a la píldora del día después en forma rápida y oportuna, y ni siquiera las mujeres violadas están optando a la píldora”.

La situación en Chile y el mundo

En el mundo hay países en que el aborto está permitido sin excepción, y si una mujer en Chile tiene los recursos para viajar y pagarlo, podría hacerlo. Algunos de estos son Estados Unidos, Canadá, Holanda, Austria, Noruega, Grecia, Dinamarca, Vietnam, Cuba y China, entre otros.

Hay un segundo grupo, donde la práctica está poco limitada. Hay varios motivos que habilitan el aborto legal como: la protección de la vida y la salud de la madre, la violación, el incesto, las razones eugenésicas (daño fetal) y factores sociales y económicos. En este grupo figuran Gran Bretaña, Alemania, Italia, España, Japón, Israel, Sudáfrica, la India, Barbados y Belice, entre otros.

Hay otro grupo en el que está mucho más limitado, pero igual es permitido el aborto terapéutico, entre ellos Argentina, Brasil, México, Arabia Saudita y Tailandia. Sólo en 15 estados el aborto está totalmente prohibido: Chile, Honduras, Filipinas, Somalia, Haití, República Dominicana, Andorra y El Vaticano entre ellos.

“Yo supe que los últimos intentos fueron en el gobierno de Michelle Bachelet y han sido la causa de muchos grupos que presentaron algunas mociones al parlamento que se bajaron inmediatamente y la última vez la Democracia Cristiana dijo que si no se bajaba el proyecto, ellos se iban de la Concertación. Se han hecho mesas de trabajo con distintos actores de la sociedad y en este gobierno no conozco ningún trabajo y lo veo súper difícil, tomando en cuenta que hoy estábamos peleando para que se cumpliera la ley de educación sexual, y acceso a los métodos anticonceptivos y si aún no logramos esto, dudo que tengamos posibilidades de acceder a la alternativa del aborto terapéutico”, sentencia la matrona Verónica Schiappacasse.

Derechos Reservados Terra Networks Chile S.A

Tomado de: www.terra.cl

Un preservativo para ellas

Tiene ventajas sobre su par masculino.  La más importante es que protege a la mujer del contagio del papiloma humano (VPH), el virus que causa el cáncer de cuello uterino y que cada año mata a cuatro mil mujeres en el Perú. Pronto estará en farmacias. ¡Pruébenlo!

¿Cuánto sabe usted sobre el condón femenino? De seguro, nada. Esta delgada funda, lubricada, con dos anillos en los extremos, algo grande en comparación con su contraparte masculina, puede ser la diferencia entre la vida y ser una víctima más del cáncer de cuello uterino. Aunque tiene veinte años de existencia, sus ventajas comparativas se conocen poco. Una de ellas es crucial: evita con mayor eficacia el contagio del virus del papiloma humano (VPH), causante de la muerte de 4 mil mujeres al año en el Perú. La razón es tan sencilla como eficaz. El condón femenino cubre más. Es decir, protege la mayor parte de los genitales de la mujer, la entrada vaginal, de modo que actúa como una barrera que impide el contacto de la piel. Porque hay que recordar que solo este contacto es suficiente para transmitir el virus del papiloma humano, a diferencia del contagio de VIH en el que sí es necesario el intercambio de fluidos para infectarse. Por eso –explica el gineco-oncólogo de Inppares Luis García Bernal– este preservativo brinda una protección contra el papiloma mayor al 70%. Recordemos que el preservativo masculino solo cubre el pene y deja al descubierto escroto y vellos, que también pueden contagiar, precisa la decana del Colegio de Obstetras del Perú, Rosa Elena Valderrama.
Pero así como el condón femenino es una barrera contra el virus del papiloma humano, hay otras enfermedades contra las que también actúa de forma más eficaz que el preservativo masculino. Es el caso de la sífilis en sus primeros estadios –cuando solo se presenta como una herida casi imperceptible– o también del herpes. En ambos casos, el tamaño de la zona genital que protege el condón femenino es mayor que en el masculino.

Aprender a usarlo

Hoy se busca difundir estas ventajas para que el condón femenino pueda ser en corto tiempo otro método de protección masiva en el Perú. El Ministerio de Salud evalúa incluirlo en sus programas de planificación familiar y en un plan piloto del Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA) se distribuirán unos 20 mil preservativos para mujeres en las zonas de Lima Metropolitana, Callao, Ica y Ucayali, a partir del 10 diciembre.

Si alguno de ellos llega a sus manos, es necesario que sepa cómo usarlo, entendiendo, claro, que todo es cuestión de costumbre y de práctica. En principio, explica Patricia Espinoza, especialista en salud sexual de Inppares, usted debe saber que puede colocarse el condón hasta ocho horas antes del encuentro sexual. ¿Extraño? Véalo del otro lado: ya no será necesario interrumpir la espontaneidad del encuentro sexual para colocar el condón. Además, el material con el que está hecho, antes de poliuretano y ahora de polímero de nitrilo, a diferencia del látex de los preservativos masculinos, no produce alergias.

Para colocarlo usted deberá presionar el anillo interior del condón e insertarlo en la vagina, intentando introducirlo lo más profundo posible. Nuevamente, vea el lado amable de las cosas. Puede pedir a su pareja que le ayude en esta tarea. Finalmente, cuando el encuentro haya terminado, debe enrollar la parte externa y sacarlo. No es necesario que lo retire inmediatamente. Otra cosa: el condón femenino puede ser usado en periodo de menstruación, si usted usa un dispositivo intrauterino o si está embarazada. Hay, por otra parte, dos contraindicaciones: no lo use junto al método del diafragma y tampoco use dos preservativos, el femenino y el masculino, a la vez. La fricción puede terminar rompiendo alguno de ellos.

Así que puede tomar la iniciativa cuando el Ministerio de Salud se decida a incluirlo como estrategia de planificación familiar y cuando su venta sea libre en todas las farmacias (el precio que podría tener oscila entre S/.2.50 y S/.4.00). Los tiempos no están para arriesgarse. A protegerse.

Fuente: http://www.larepublica.pe/

Si hay maltrato no es amor

Más de una encuesta ha precisado que la violencia contra la mujer empieza cuando esta todavía es una adolescente y es víctima de un enamorado celoso, intolerante y machista. La última campaña por el Día Mundial de la No Violencia contra la Mujer se enfocó esta vez en esas agresiones que muchas jóvenes soportan y que nunca llegan a oídos de sus padres. ¿Hasta cuándo?

–Amor, me voy a una fiesta con mis amigas.
–¿Qué? ¡No! Te van a querer afanar. Y tú que bailas como una loca. ¡No vas! Y si vas, terminamos.
–¿Sabes qué, papito? ¡Te termino yo! Sencillo, pero efectivo. Así es el mensaje de este spot de radio y televisión lanzado durante la semana del Día Mundial de la No Violencia contra la Mujer: este tipo de agresión no nace durante el matrimonio o la convivencia; aparece a menudo con el primer enamorado. Así como lo lee: en la adolescencia.

¿Una prueba?  Los resultados de la encuesta Demográfica y de Salud Familiar (ENDES) del 2009. Esta revela que de 402 mujeres encuestadas, cuyo rango de edad oscilaba entre 15 y 19 años, 19.8% fueron golpeadas con un objeto o empujadas, 15.7% recibieron cachetadas, 12.7% puñetes, 9.6% patadas, 5.3% fueron forzadas a tener relaciones sexuales y 1.2% fueron víctimas de intentos de estrangulamiento.

Pero a esta violencia física debemos sumar aquella que, si bien no deja cicatrices sobre la piel, daña la autoestima de las mujeres. Por eso es importante que sepan distinguir las señales de la violencia en la relación de pareja. Esta puede venir encubierta en una caricia brusca, una escena de celos o la exigencia de usar ropa más ‘recatada’. No, no es necesario que la violencia deje la piel amoratada. Lo que hemos descrito líneas arriba también es violencia y usted debe reconocerla.

“¡Vete a la mierda!”, le gritó a Noemí. Hacía nada más unos meses, Jorge, quien ahora es padre de su niña de cinco meses, se deshacía obsequiándole peluches y rosas. Ella tenía 16 años, él 17 y eran enamorados de telenovela: a escondidas debido a la oposición de la familia de ella. Lo que Noemí no descubrió entonces era el carácter que su adorado tormento mostraría después. Cuando la nena nació “intentamos vivir juntos y al comienzo todo fue bien, pero luego hubo problemas. A él le aburría cuando la niña lloraba. Gritaba que estaba harto y me insultaba”, recuerda Noemí. Luego de recurrentes episodios en los que él se iba de la casa y aparecía como si nada, ella decidió poner fin a la vida juntos.

“En realidad él es bueno. Por eso me enamoré. Alguna vez me ha sacudido de los hombros y me ha dicho cosas feas, pero yo sé que es porque esta muy presionado”, dice Noemí, justificando el pésimo carácter de Jorge. Pero de todas las escenas que le hizo pasar hubo una que le duele hasta las lágrimas. La tarde en que encontró a Jorge emborrachándose con sus amigos. Ella, indignada y preocupada, le pidió que regrese a casa. “A gritos me dijo que me fuera a la mierda; lo hizo frente a sus amigos y me prohibió que entrara a su casa”, cuenta.

“Me chantajeó con sms”

“Cecilia” era una chica de 18 años a la que, al parecer, ningún muchacho podría ponerle una mano encima. Vivaz, la ‘loca’, como era conocida por sus amigos de la universidad, se enamoró de Javier entre libros y fotocopias.  Nueve meses después conoció a otro muchacho y decidió terminar la relación con Javier antes de empezar a salir con su nuevo pretendiente. “Yo le dije que necesitábamos darnos un tiempo, dejar de vernos. Al parecer aceptó. Pero en ese tiempo, un mes más o menos, intentó volver conmigo, me enviaba mensajes de texto al celular diciéndome que me extrañaba. Y la verdad, yo respondía esos mensajes, en parte porque yo también lo extrañaba, en parte por pena”, comenta.

“Un día me lo encontré en la universidad y, como siempre, me dijo que volviera con él y yo le dije que no. Fue horrible. Me dijo que él sabía que a mí me gustaba otro chico, y que si yo no accedía a pasar por lo menos una noche más con él iba a mostrarle a ese chico los mensajes de texto que yo le había enviado, incluso unas fotos íntimas mías”, recuerda “Cecilia”.

“Yo voy a borrar todo eso solo si vienes conmigo a una habitación en la que podamos estar tú y yo solos”, le dijo y se fue. “Cecilia” quedó en shock. Y aunque no tenía culpa alguna, se sintió perdida. No aceptó la proposición, se alejó del chico que la pretendía. Finalmente, maniatada por las dudas y el miedo, cambió de cursos y terminó por alejarse de su círculo de amigos.

Resulta clave erradicar esta violencia en la edad del enamoramiento. Si este tipo de conductas persisten, se van a repetir con mayor intensidad en otras relaciones de pareja o si la relación violenta llega a convertirse en matrimonio o convivencia, comenta la psicoanalista Carmen Valenzuela, del Centro de Investigación y Atención Psicoanalítica de Latinoamérica (CIAPLA). La adolescencia – dice– es una etapa de mucha confusión. Entonces los adolescentes no saben distinguir con claridad entre lo que es una muestra de afecto y un episodio de violencia.

Suena complejo, pero se puede explicar. Si una madre es golpeada por su esposo y su hija pregunta: ‘por qué papá te hace eso’, ¿cuál cree que sería la respuesta confusa? “No, hija, tu papá actúa así pero en realidad nos quiere”. “Con una respuesta así la madre ha confundido a su hija para toda la vida”, dice la terapeuta.

Para la socióloga Liuba Kogan, la reacción inmediata de las mujeres agredidas, es decir, la denuncia del agresor, no es un procedimiento homogéneo, y más bien oscila según la clase social. En las clases medias o altas se tiende a denunciar menos porque los recursos económicos les permiten buscar otras vías de solución, digamos psicoterapias, por poner un ejemplo. “Aunque, en verdad, sospecho que hay más tendencia hacia el maltrato psicológico que al físico. Como fuere, la violencia se encubre más que en las clases marginales, por miedo a manchar el apellido”, anota Kogan.

¿Por qué soportan?

“Las muchachas soportan el maltrato porque se da dentro de una relación que es el único afecto que han encontrado en sus vidas. Esto refleja que en su entorno familiar no encuentran afecto ni atención. Pero no se trata solo de un problema de autoestima. También hay que trabajar la identidad de la chica, que entienda que puede ser objeto de cariño y que aprenda a distinguir una suave caricia de una que busca someterla con brusquedad”, indica esta vez la Dra. Valenzuela. Algo en lo que coincide la actriz Anahí de Cárdenas, quien confesó que en su adolescencia también fue víctima de maltrato emocional. “Es incómodo hablar de eso, pero lo que las chicas tienen que entender es que una relación de enamorados no implica gritos ni insultos. Si hay algo que debe predominar es el respeto”.

Entonces, antes de pensar que tu enamorado te golpea porque es normal, antes de decir “me hace escenas de celos porque le importo”, recuerda que puedes estar siendo víctima de violencia y ni siquiera te has dado cuenta.

Fuente: http://www.larepublica.pe/