Violaciones Sexuales en el Perú 2000-2009, un informe sobre el estado de la situación

Las violaciones sexuales son un delito frecuente en América Latina. El Perú es uno de los países con más altas tasas de denuncias por violaciones sexuales de la región y en donde la violencia sexual es un fenómeno extendido en todos los sectores económicos, grupos de edad y espacios urbanos y rurales. Sin embargo, las investigaciones en torno al fenómeno de las violaciones sexuales han sido escasas.

Si bien en la primera década del siglo XXI ha crecido la atención en los problemas de seguridad ciudadana, la violencia sexual en general y las violaciones sexuales en particular, han recibido una atención periférica por parte de las instituciones del Estado y por gran parte de la sociedad civil y los medios de comunicación. No son delitos “espectaculares” y, por ello, suelen estar lejos de los titulares de los diarios; no son fruto del crimen organizado y, por ello, no tienen unidades especializadas de combate y persecución. Son delitos que atacan la libertad de las personas en su vida más intima y, la mayor parte de las veces, no son denunciados. A pesar de eso, el volumen de las denuncias ubica al Perú entre los países con más altas tasas de violaciones sexuales del continente y revelan la precariedad de la situación y la violencia extendida en nuestro país.

Este informe tiene como objetivo organizar la información pública existente y disponible sobre las violaciones sexuales en el Perú durante la década 2000-2009, para elaborar un estado de la situación de la investigación sobre el fenómeno.

Agenda Pendiente en Salud Sexual y Reproductiva

Documento resumen del Informe alternativo de organizaciones de la sociedad civil al Comité de Derechos Económicos, Sociales y Culturales sobre la situación de la salud sexual y reproductiva en el Perú.

A inicios de abril de este año un conjunto de instituciones presentaron al Comité de Derechos 2 Económicos, Sociales y Culturales (CDESC) un informe alternativo sobre la situación de la
salud sexual y reproductiva en el Perú, en el marco del informe presentado por el Estado acerca del cumplimiento de los derechos amparados por el Pacto Internacional de los Derechos
Económicos, Sociales y Culturales (PIDESC), tratado que el Perú ratificó el 28 de abril de 1978.

Periódicamente, los Estados tienen la obligación de informar al Comité las medidas que haya adoptado y los progresos realizados con el fin de asegurar el respeto a los derechos reconocidos en el Pacto; las organizaciones de sociedad civil presentan a su vez informes alternativos a los informes estatales también conocidos como reportes o informes “sombras.

AGENDA-DOC-CONGRESISTE-AS-interiores-final.pdf
AGENDA-DOC-CONGRESISTE-AS-interiores-final.pdf

Hoy se presentará la publicación: “Los Lentes de Género en la Justicia Internacional”

El Comité de América Latina y el Caribe para la Defensa de los Derechos de la Mujer – CLADEM, DEMUS – Estudio para la defensa de los derechos de la mujer, y el Centro de Promoción y Defensa de los Derechos Sexuales y Reproductivos – PROMSEX, en el marco de las celebraciones por el Día de los Derechos Humanos, tienen el agrado de invitarle a la presentación de la publicación “Los Lentes de Género en la Justicia Internacional. Tendencias de la jurisprudencia del Sistema Interamericano de Derechos Humanos relacionada a los Derechos de las Mujeres”.

Leer más

ALTO COMISIONADO DE NACIONES UNIDAD RECOMIENDA A LOS ESTADOS PROMULGAR LEGISLACIÓN CONTRA LA DISCRIMINACIÓN POR ORIENTACIÓN SEXUAL Y LA IDENTIDAD DE GÉNERO

ONU PUBLICA REPORTE SOBRE VIOLENCIA EN EL MUNDO A GAYS, LESBIANAS Y PERSONAS TRANS

  • Informe fue presentado ante al Consejo de Derechos Humanos
  • Informe recopila información proporcionada por organismos del sistema de Naciones Unidas, así como de organizaciones no gubernamentales de los países que forman parte de la ONU.   Leer más

Los Derechos Reproductivos: Un Debate Necesario

I Congreso Latinoamericano Jurídico sobre Derechos Reproductivos

Planned Parenthood Federation of America (PPFA) y el Centro de Promoción y Defensa de los Derechos Sexuales y Reproductivos (PROMSEX), como organizaciones auspiciantes del Primer Congreso Latinoamericano Jurídico sobre Derechos Reproductivos (Congreso Jurídico), quieren agradecer especialmente a Oscar Cabrera por sus aportaciones y su invaluable compromiso en coordinar, editar y escribir parte de esta publicación. Queremos expresar también nuestro profundo agradecimiento a las académicas que aportaron sus artículos sobre temas centrales para la región en relación al ejercicio de los derechos reproductivos. A ellas, Agustina Ramón Michell, Lidia Casas Becerra, Mercedes Cavallo y Claudia Ahumada, mil gracias. A las profesoras Rebecca Cook y Joanna Erdman y al profesor Bernard Dickens, nuestro sincero reconocimiento por su constante apoyo. Y un especial agradecimiento al Dr. Luis Lamas Puccio, ex vicedecano del Ilustre Colegio de Abogados de Lima, por su compromiso en la defensa de los derechos de las mujeres.

Congreso_AQPlow.pdf
Congreso_AQPlow.pdf

Secreto profesional: Análisis y perspectiva desde la medicina, el periodismo y el derecho

Para el Centro de Promoción y Defensa de los Derechos Sexuales y Reproductivos – PROMSEX el tema del secreto profesional de las y los profesionales de la salud ha sido una línea de reflexión desde hace años atrás. El interés radica en lo decisivo que resulta esta condición para asegurar la característica de confidencialidad en la atención del derecho fundamental a la salud. Este rasgo, que forma parte de la aceptabilidad de este derecho, pone el acento en el secreto profesional como garantía para las/los usuarias/os pues una inadecuada regulación del secreto profesional médico merma la confianza que fundamenta la relación entre médicas/os y otros/as profesionales de salud y las/los pacientes; en esa medida, la falta de confidencialidad  se constituye en una barrera de acceso al derecho a la salud de las personas y en un factor que afecta la calidad de la atención sanitaria. Complementariamente, debe remarcarse que el secreto médico es parte también de las garantías de todas/os las/os profesionales de la salud para lograr el mejor ejercicio de su profesión.


Secreto_profesional.pdf
Secreto_profesional.pdf

Un preservativo para ellas

Tiene ventajas sobre su par masculino.  La más importante es que protege a la mujer del contagio del papiloma humano (VPH), el virus que causa el cáncer de cuello uterino y que cada año mata a cuatro mil mujeres en el Perú. Pronto estará en farmacias. ¡Pruébenlo!

Leer más

Amores que matan

Sin embargo, la amó. o eso pensaba equivocadamente Neyser, mientras clavaba el puñal allí, directo en el corazón de su mujer. Porque era suya y solo suya, en su trastornada mente. angelita había dejado de amarlo y él debía vengar esa orfandad impuesta por el desprecio. así que lo clavó decidido. Un único y certero corte en el pecho que tiempo atrás él mismo besó. y el corazón de angelita se detuvo, tal como él lo había planeado, para que sus latidos no se acelerasen por otro. algo de la sangre de ella debió salpicar a la camisa de él. Neyser respiró aliviado y huyó.

Podría ser el inicio de cualquier novela policíaca, pero esto ocurrió de verdad, en ate Vitarte,Lima, Perú. Fue a las 8 de la noche de un jueves y nadie vio nada. o nadie quiso ver. Ni siquiera los policías -que estaban a media cuadra de donde se cometió el crimen-, ocupados en los papeleos de rutina de una comisaría de barrio. Pero a angelita la matamos todos con nuestra ceguera. Porque una primera vez ella denunció los puñetazos que Neyser le propinaba y un supuesto juez de paz de Junín los invitó a reconciliarse, en lugar de mandar apresar al salvaje. La impunidad impulsó el siguiente puñete, poco tiempo después, y entonces angelita huyó a la capital. Pero su verdugo la siguió hasta Lima y la golpeó otras tantas veces más, a la salida del trabajo. si no era de él, no era de nadie. temerosa, el 15 de noviembre, angelita acudió a pedir garantías y sentar una denuncia de agresión física contra Neyser camán Farje, en la misma comisaría ubicada a media cuadra del que sería su lecho de muerte. Primero, no creyeron en ella. Luego, gracias al apoyo de la Defensoría del Pueblo, recogieron finalmente su denuncia, pero de nada sirvió. Porque se inició el largo trámite burocrático de médicos legistas e investigaciones fiscales, mientras el asesino avanzaba en la planificación de su cometido.

Y antes de que la justicia diera con él, Neyser dio con angelita y le clavó el cuchillo. Ironías de la vida, a la misma hora que en el congreso de la república se discutía el nuevo proyecto de ley sobre feminicidio, que aumenta la pena hasta 25 años para aquellos hombres que incurran en violencia doméstica con consecuente muerte de su pareja o ex pareja. antes, el feminicidio era una variante del parricidio y la pena máxima establecida era de 6 años. ¿Pero es realmente el incremento de una pena un mecanismo intimidatorio para mentes criminales como la de Neyser? cuando el asesino de angelita empuñó el cuchillo, probablemente no sabía qué pena le correspondía al crimen que estaba por cometer. Lo que sí debió tener claro es que su víctima estaba absolutamente desprotegida. total, ya lo había puesto en evidencia varias veces ante los vecinos, la policía, los jueces, y nada… Durante el 2011 se registraron en el Perú más de 60 casos de mujeres asesinadas por esposos, novios o ex parejas. De poco sirve la modificación de una sanción en el código Penal si adicionalmente el Estado no emprende, de la mano con la sociedad, una campaña de información que nos quite esa pésima costumbre de no meternos en lío ajeno. Los problemas de pareja no son solo de dos, cuando la vida de uno de ellos corre riesgo. se deben emprender acciones efectivas de protección y asistencia a las víctimas, para evitar que sean asesinadas mientras esperan una orden fiscal que les salve la vida.

La autopsia de angelita habla de una herida mortal punzocortante. Pero ella se desangraba desde hace mucho. Desde aquella vez en Junín, cuando ante un juez de paz pidió auxilio y nadie la oyó. o nadie quiso oírla.

 

Solo 163 detenidos por violación sexual fueron sentenciados en 2011

Solamente 163 de las 1,874 personas acusadas ante las autoridades de violación sexual en el Perú han sido sentenciadas en 2011, advirtió hoy la ONG Acción por los Niños. Citando cifras del Registro Nacional de Detenidos y Sentenciados a Pena Privativa de Libertad Efectiva (Renadespple) del Ministerio Público, la ONG detalló que existen aún 1,711 procesados por violación sexual a mayores y menores de edad que deben recibir sentencia.

La situación del 2011 es similar a la del año pasado, cuando -según las cifras del Renadespple- hubo 372 sentenciados y 964 procesados por el mismo delito. Asimismo, el año 2009 cerró con 558 sentenciados y 428 procesados por delito contra la libertad sexual.

“Dichas cifras demuestran que los operadores de justicia (Policía, fiscales y jueces) no están de lado de la protección de las víctimas de este delito y revela deficiencias en los  procedimientos de investigación, como en el caso de la Policía Nacional que no verifica los domicilios del agresor y la víctima, y no se percata que en la mayoría de casos los violadores viven cerca o conviven con la víctima”, indicó Acción por los Niños.

De otro lado, agregó, si la denuncia se realiza durante el fin de semana, la víctima debe esperar hasta el lunes para pasar el examen médico legista, y si el hecho se produce en zonas alejadas, no hay especialista para examen y las afectadas deben viajar hasta la capital.”Estas situaciones van en contra de poder tener elementos probatorios a tiempo para detener, procesar y sentenciar a los violadores de menores. El Poder Judicial debe cumplir su compromiso público de dar celeridad en la atención de casos de violación sexual a niños, niñas y adolescentes, ya que las víctimas necesitan que se les haga justicia”, puntualizó.

Asimismo, Acción por los Niños informó que, en los últimos seis años, 18 mil 871 personas fueron detenidas a nivel nacional por atentar contra la libertad sexual y de ese total el 25% (4,685) de los abusos fueron contra niñas, niños y adolescentes. En las estadísticas se observa que los cinco distritos judiciales con más detenidos por violación sexual a menores de edad son Lima (1,020), San Martín (306), Cajamarca (299), Loreto (278) y Cusco (269).

El reporte general también permite ver que de las 4,685 personas detenidas por agredir sexualmente a niños y adolescentes, el 34% (1,586) es acusado de violar a menores de 10 años, que según la Ley 28704, corresponde cadena perpetua. Se observa igualmente que los adolescentes entre los 10 y 14 años son los más afectados, ya que durante los últimos seis años se han detenido a un total de 2,990 delincuentes.

El segundo grupo más afectado es el de niños y niñas menores de 7 años, ya que los delincuentes detenidos desde el 2006 hasta noviembre de este año suman un total de 1,029.

Son las familias las que involucran a sus niños en la trata de personas

¿a dónde se devuelve a una niña víctima de explotación sexual si fueron sus padres quienes la involucraron en un tráfico casi doméstico?

Hoy se inicia un evento pionero en este tema, promovido por la Organización Internacional para las Migraciones (OIM). La coordinadora de Programas y Proyectos de la OIM, Dolores Cortes, ha seguido el asunto por 9 años. 
Ustedes han analizado las cifras de la policía en el 2010 sobre trata.
Tenemos un registro de que hay casi 1.600 víctimas de tráfico de personas, pero la policía tiene su propio registro. Solo en el 2010 se dieron 253 casos y, de estos, 120 son de Lima, casi la mitad, el 47%. Esto es lógico porque la macrocefalia de Lima es clara, porque hay mucho movimiento de servicios y negocios. El segundo lugar es Cusco, que tiene casi 14% de las denuncias. En tercer lugar, Madre de Dios, que tiene un 11% de los casos, seguido por Loreto con el 9% y luego Ucayali. Estamos mapeando la franja amazónica.

¿Y a qué conclusiones han ido llegando?
En lo que respecta a la relación del tratante con la víctima, el único caso donde tenemos datos numéricos es Lima. Y es bastante aterrador, porque de los 120, en 110 los proveedores son los familiares. Y esto se reproduce en la selva en el tema de explotación sexual. Una investigación que está llevando el profesor Jaris Mujica en Ucayali, en la zona fluvial, llega a la misma conclusión. En el Perú son las familias las que involucran a sus niños y adolescentes en el proceso de la trata.

¿Esto no se da en otros países?
No a este nivel. La familia, se entiende, es un espacio de protección y cobertura del niño. Pero en el Perú, cuando vemos la trata con fines de explotación sexual, se ve que el núcleo se inicia allí. Esto tiene consecuencias desde el punto de vista legal, porque a quién vas a perseguir si la persona que la facilita es tu propio papá o mamá. ¿Y a dónde vas a devolver a la niña, cómo la vas a reintegrar? Estas figuras de la trata son antiguas también bajo la figura del ahijado, del padrinazgo, de la familia pobre que da su hijo a otra familia para que lo cuide y acaba perdiendo el rastro.

¿Cómo se soluciona un tema tan complicado?
Debemos tener una política con campañas de educación para padres, que no creo que sean malos per se. Las familias tradicionalmente han tenido una economía del cuidado en que los hijos son proveedores a muy temprana edad y así aportan a la economía familiar. Esto en la modernidad se ha deformado, porque han llegado personas que se aprovechan. Y surge la trata ahí. Y por esto no puedes tener una política de persecución contra redes armadas porque no existen.

La idea de mafias a las que reprimir, entonces, debe reformularse…
En el 2000, en Palermo, Italia, la comunidad internacional generó el concepto moderno de trata, que antes se llamaba esclavitud, trata de blancas, etc. Surge por la preocupación de la ONU por la expansión de redes de mafias organizadas que estaban lucrando con los migrantes. Pero, cuando este concepto moderno va aterrizando en cada país, descubre la realidad de cada uno. El Perú ratifica el protocolo contra la trata de personas en el 2000, y en el 2007 promulga la ley, que reglamenta un año después. Y empieza a investigar cómo es el fenómeno aquí. Y descubre que no hay redes organizadas, estructuradas, muy consolidadas. Aquí no hay una cabeza que dirige un entramado, sino proveedores de servicios que son el padre o el que regenta un restaurante o un negocio donde va a la gente a beber; y pone a una niña como atractivo. Esta es una práctica muy común, es la más extendida y dificulta mucho la aplicación de la ley, porque esta niña no está desarraigada de su núcleo familiar. No hay un desplazamiento que implique un cambio en su círculo afectivo.

Pero en Madre de Dios hay desarraigo.
Sí, ahí sí. Hemos estudiado que las chicas que van a los lavaderos de oro hasta allá llegan del Cusco, Puno, Arequipa, Ucayali. Ahí sí hay desplazamiento, desarraigo, están en un lugar del que no pueden salir. Normalmente la trata se mueve vinculada a mercados. Y lo que está moviendo dinero en las macrorregiones es el oro. Por eso a Madre de Dios llevan mujeres que van a proveer el mercado del sexo. Y en esa explanada que circunda a Puerto Maldonado, Tambopata, Huaypetue, Colorado, no se sabe muy bien cuántas mujeres pueden estar explotadas. Pero todavía no hay un estudio que ate bien los cabos, por eso, es tan importante el evento que tenemos el lunes (hoy).