Los adolescentes víctimas de violencia en las relaciones con frecuencia tienen pasados turbulentos

Una encuesta halla que muchos fueron abusados, hostigados o acosados por otros antes del incidenteLos adolescentes víctimas de violencia en las relaciones son propensos a haber sufrido otras formas de violencia, como la violencia sexual y el abuso infantil, según un estudio reciente.

Leer más

Argentina: Las feministas denuncian la naturalización social hacia la violencia sexista

La organización feminista “La Casa del Encuentro” define al femicidio como “un término político”. “Es la denuncia a la naturalización de la sociedad hacia la violencia sexista y una de las formas más extremas de violencia hacia las mujeres: el asesinato cometido por un hombre hacia una mujer a quien considera de su propiedad”.

En el 2008 hizo su primer levantamiento de femicidios cometidos en Argentina y contabilizó 165, en base a los hechos publicados en los medios de comunicación de todo el país.

En la estadística 2011 los casos ascendieron a 282 mujeres y niñas que fueron asesinadas por causas vinculadas con la violencia de género. De ese total fueron tres en Río Negro y cuatro en Neuquén.

El aumento fue del 8 por ciento en relación con los casos del 2010 y del 41 desde que comenzaron a llevar la estadística. Según el registro de la ONG, 32 de las víctimas del año pasado tenían apenas entre 15 y 21 años y todas ellas fueron atacadas por sus novios o ex novios.

 

La tendencia se mantiene con respecto al número total: en casi el 60 por ciento de los casos registrados el autor o principal imputado es el esposo, novio o ex pareja de la víctima.

Según las conclusiones del Observatorio, coordinado por la Asociación Civil “La Casa del Encuentro”, entre el 1 de enero y el 30 de junio de 2011, se registraron 151 femicidios y “femicidios vinculados” de mujeres y niñas. Esposos, parejas y novios fueron los autores de 58 de esos hechos, mientras que 27 fueron cometidos por ex maridos o parejas. Otros 21 hechos fueron cometidos por padres, padrastros, hermanos u otros familiares y 13 casos se atribuyeron a vecinos o conocidos. En los restantes casos no existe vínculo aparente entre víctima y victimario.

La provincia de Buenos Aires encabeza la triste estadística con 52 de los 151 hechos. Le siguen Santa Fe (15), Córdoba (12), Capital y Gran Buenos Aires (10) y Misiones y Salta (8 cada una).

La franja de mujeres más vulnerables resulta, según esa estadística, la de los 31 a 50 años: fueron en total 55 víctimas. Le siguen el grupo de mujeres entre 19 y 30 años (42 casos) y las de entre 51 y 65 años (19 víctimas).

En cuanto a la edad de los agresores los primeros lugares se mantienen. Del total de homicidas del primer semestre de 2011, 48 tienen entre 31 y 50 años, 34 tienen entre 19 y 30 y son 18 los femicidas de entre 51 y 55 años.

Rompiendo el ciclo de la violencia y del VIH en Liberia

“Tres hombres me violaron durante Ia guerra. Vivo hoy con dos estigmas: el de la violación y el del VIH.” En su declaración Benetta describe la situación de miles de mujeres de Liberia, pero lo que la hace diferente es que ella está rompiendo el silencio que cubre estos temas difíciles.

“La mayoría de las mujeres no declaran que son seropositivas porque saben que se les culpará de hacer entrar el VIH a la familia, y que sus compañeros las abandonarán”, expresa. “Si se sabe que eres seropositiva, las personas dirán también que eres una prostituta y que ésa es la razón por la que te contagiaste el virus.”

Dentro del marco de un proyecto de Action Aid Liberia que se ocupa de la violencia y del VIH, Benetta ha sumado su voz para hacer frente a la estigmatización y a las violaciones de los derechos de las mujeres en Liberia. Con el apoyo del Fondo Fiduciario de la ONU para poner fin a la violencia contra las mujeres el proyecto se puso en marcha en la región del Sureste de Liberia. Las pandemias gemelas son endémicas en el país y se ven exacerbadas por la pobreza, los sistemas discriminatorios de justicia tradicional y la falta de conciencia acerca de las leyes de protección y de qué constituye violencia contra la mujer. 
Estableciendo la relación

La violación y otras formas de violencia fueron ampliamente empleadas como armas de guerra durante la guerra civil de Liberia que duró 15 años. Arraigada en las normas y comportamientos tradicionales que se adquirieron durante la guerra, la violencia sigue amenazando la vida de las mujeres y de las niñas. Si bien Liberia estableció leyes para juzgar estos crímenes, incluyendo la Ley sobre la Violación de 2006 y la Ley sobre la Herencia de 2005, las tradiciones y las estructuras basadas en el poder patriarcal son un obstáculo para su aplicación, especialmente en las zonas remotas de Grand Gedeh y River Gee en el sureste del país.

La violencia es una de las causas del contagio del VIH, en particular entre las mujeres jóvenes: las mujeres que tienen entre 15 y 24 años de edad tienen tres veces más probabilidades de ser seropositivas que los hombres de la misma edad. Sin embargo, hay poca conciencia sobre esta relación fundamental.

Por medio de un enfoque holístico que garantiza la justicia y los servicios para las mujeres y las niñas víctimas de violencia y que viven con VIH, y con el fin de prevenir la violencia, ActionAid ayuda a los líderes tradicionales, a las fuerzas de seguridad y a los trabajadores de la salud a crear capacidades para poder dar respuesta a las necesidades de las supervivientes. El proyecto ha respaldado el establecimiento de un refugio que era muy necesario en Zwedru, en el condado de Grand Gedeh, que facilita los grupos de apoyo psicosocial dirigidos por las comunidades, y moviliza a las líderes y grupos de mujeres locales para hacer frente a la violencia. “En el pasado, cuando un hombre le pegaba a su mujer o a sus hijos, las familias no lo denunciaban”, declara Angeline Baryou, enfermera de una clínica comunitaria en River Gee. “Sin embargo, después que ActionAid formó a los trabajadores de la salud, a los policías y a los jefes tradicionales, la violencia ha disminuido de acuerdo al nivel de conciencia sobre el tema que se haya dado a la comunidad.”

Los funcionarios del gobierno también están viendo resultados alentadores. “ActionAid ha sido esencial en el proceso de garantizar que los casos de violencia de género sean atendidos”, dijo el Fiscal del condado de Grand Gedeh, J. Adolphus Karnuah. “Hay más personas que disponen de información acerca de las violaciones y de la violencia contra las mujeres.”

Las comunidades impulsan el cambio

Gracias a ActionAid Liberia, más mujeres exigen sus derechos y más hombres aceptan la igualdad. (Cortesía de: ONU Mujeres / Brenna Britton )

Con el fin de impulsar el cambio en el ámbito de las comunidades, ActionAid utiliza un método especial de participación llamado STAR (las siglas en inglés para Sociedades que hacen frente al SIDA por medio de los derechos).

STAR hace participar a las personas y a las comunidades afectadas por el VIH y el SIDA y a los que viven con el VIH para responder a la pandemia a través de la reflexión, del análisis, de la planificación y de la acción conjuntos. De este modo, ActionAid ha formado a 40 mujeres y hombres jóvenes de seis comunidades para que desempeñen el rol de facilitadores en grupos STAR llegando a más de 700 miembros de las comunidades, especialmente a los jóvenes.

De-etta Jolo, facilitadora de un grupo STAR en Grand Gedeh, señala: “La violación solía darse mucho en nuestra comunidad, pero por lo general no se denunciaba.” Las prácticas tradicionales para resolver conflictos, como el sacrificio de una cabra para que toda la comunidad haga un festín por la paz, generalmente socavan los derechos de las mujeres. Sin embargo, hay cambios. “Desde que ActionAid intervino con STAR y con otros talleres de formación, se denuncian los casos de violación y se dan pruebas para juzgar a los culpables”, declara De-etta.

Otra facilitadora de un grupo STAR, Agnes Wesseh, de 26 años y madre de cuatro niños, tiene también una poderosa historia de transformación. “Antes no era libre en mi casa. Se me usaba como a una esclava y mi esposo me trataba como le daba la gana”, explica, “pero cuando ActionAid hizo un taller sobre los derechos de las mujeres en mi comunidad, explicamos a nuestros compañeros lo que habíamos aprendido, y gradualmente comenzaron a darse cuenta de que no nos trataban bien. Luego mi esposo participó en un taller de formación y cambió su actitud. Ahora reconoce que tenemos los mismos derechos, ya no controla nuestro dinero y no me pega.”

El Fondo Fiduciario de la ONU para poner fin a la violencia contra las mujeres, gestionado por ONU Mujeres en nombre del sistema de la ONU, es la principal fuente de apoyo para proyectos innovadores que luchan contra uno de los temas más importantes de nuestro tiempo. El Fondo Fiduciario de la ONU depende de las contribuciones voluntarias y, por lo tanto, su donación es fundamental. ¡Únase a nosotros en este trabajo de vital importancia, haga una donación al Fondo

 

Justicia psicológica

En estos días hemos comprobado que, para algunos jueces, la justicia debe castigar el perfil sicológico del acusado, antes que sus actos concretos.

Es lo que ha pasado con la sentencia de Abencia Meza, que se inspira en un informe que consigna que la personalidad de la folklorista es fría, agresiva y que no reaccionó adecuadamente a la noticia de la muerte de la que fue su pareja.

Las demás pruebas son las versiones contradictorias de Mamanchura que al final no dejan sino la idea de un pobre diablo vengándose del despido de su patrona y embarrando con su crimen a todo al que podía alcanzar en la volada, y testimonios de personas que después de declarar contra la acusada iban afuera del tribunal para hacer barra para que la condenen. 
El caso tiene además relevancia porque el “perfil” a lo Abencia se repite con la chica Bracamonte, de la que se dice que es fría, soberbia y calculadora, pero a la que se la tiene dos años presa sin evidencias sólidas, junto a otra joven cuyas culpas son su relación íntima con la acusada y aparentemente haber recibido favores de ella.

 

  Y puede, si se quiere, extenderse el tema hasta lo que le ocurre a Rosario Ponce, donde ni siquiera hay elementos para hablar de crimen, pero ya hay un juicio mediático y una fuerte corriente de opinión en su contra, lo que no augura nada bueno si el asunto llega al Poder Judicial.

Puede decirse algunas cosas más: el famoso “perfil” que está siendo sancionado por la justicia, los medios y cierta tribuna que presta primera atención a estos temas, tiene que ver con asuntos de género (suele ser una censura a determinado tipo de mujeres), de orientación sexual (lesbianas o demasiadas parejas y excesivamente explícitas en contar sus experiencias) y de conducta ante sus juzgadores formales e informales (actuación fuera de libreto).

Lo increíble es que el prejuicio contra estas mujeres fuera del patrón usual se refleja en otras mujeres, incluidas juezas que son capaces de resolver que tal o cual manera de ser presume la culpabilidad respecto a un crimen determinado.

En las historia de las muertes de Miriam Fefer y Alicia Delgado, los ejecutantes son hombres que han confesado sus crímenes y precisado sus móviles. Pero los fiscales y los jueces no les creen.

Mejor dicho, les creen que son asesinos, pero no que mataron por decisión propia, sino que tuvieron un autor intelectual (como si se requiriera alguna planificación y dirección intelectual para agarrar a cuchilladas a alguien con un arma sacada de su propia cocina), y que ese autor o instigador seguramente es una mujer.

Normalmente no tengo ningún interés en temas policiales y penales, pero no puedo dejar de advertir el grado de indefensión que representa la existencia de una justicia psicológica en la que la censura social sobre cómo somos se traslada a la sentencia.

Miren la barbaridad: el holandés sicópata que mató a la chica Flores para robarle y que admitió su crimen, recibe una pena inferior a la folklorista a la que no han logrado mover de su versión de que no tuvo que ver con la muerte de Delgado. Lo que está pasando nos amenaza a todos.

El poder de condenar concedido a los jueces, se ha vuelto un peligro para toda la sociedad y especialmente para las mujeres independientes.

Salinas: Ni Lourdes ha batido tantos récords como Cipriani en perder elecciones

Periodista cuestionó al arzobispo de Lima por tener un estilo intransigente e intolerante.

Ni la excandidata Lourdes Flores ha batido tantos récords en perder una elección como el cardenal Juan Luis Cipriani, quien por cuarta vez perdió la oportunidad de asumir la presidencia de la Conferencia Episcopal de Lima, estimó el periodista Pedro Salinas. “Ha perdido por cuarta vez e incluso volvió a postular para ocupar la primera vicepresidencia, porque la primera –la presidencia– la perdió por apenas tres votos, y también la otra la perdió. Cipriani a través de los mecanismos de la democracia no va a ganar jamás una elección porque ya está batiendo récords que ni Lourdes Flores ha tenido”, afirmó en el programa No Hay Derecho de Ideeleradio.

“Yo celebro su derrota porque asumir la presidencia de la Conferencia Episcopal Peruana, además de tener el cargo de cardenal y arzobispo de Lima, hubiese hecho que concentrase el poder eclesial en su única persona. Su estilo ya [lo] conocemos, intransigente, intolerante, modelos al estilo de los personajes de Los Simpson”, comentó.

El analista se refirió, en otro momento, al pedido de revocatoria que se busca tramitar contra la alcaldesa Susana Villarán y consideró que esta funcionaria ha tenido una campaña de demolición que la ha venido acompañando desde su candidatura. Apuntó que la burgomaestre no ha sabido reaccionar correctamente.

“Decidió como estrategia obviar los ataques, no mostrar sus planes, los proyectos iniciales que trazó para terminar con la delincuencia y el tráfico en Lima, que son también dos objetivos enormes gigantescos y utópicos. Ella se puso la valla muy alta. Espero que remonte esta situación que ha perturbado su labor hasta el momento”, declaró.

“Sí creo que es una persona que está trabajando, [que es] honesta, correcta y bien intencionada, rodeada de un buen equipo técnico, quizás le falta consensuar más con su rebaño, como Pablo Secada, Fernán Altuve y otros regidores para mostrar una proyección más sólida y más técnica respecto a lo que se está haciendo en Lima. Espero que termine su gestión y que lo haga bien”, manifestó.

Editorial

Estimados seguidores/as:

 A finales de enero de este año el Poder Judicial presentó los acuerdos plenarios emanados del VII Pleno Jurisdiccional en lo Penal de la Corte Suprema de Justicia. Uno de ellos es el Acuerdo Plenario N° 1-2011/CJ-116 sobre valoración de la prueba en los delitos contra la libertad sexual que ha sido activamente impulsado por DEMUS, Estudio para la defensa de los derechos de la mujer. 

Este acuerdo rechaza que en sede judicial se evalúen estos delitos con prejuicios o estereotipos basados en el género y, para ello, plantea algunas pautas criterios como la irrelevancia de la resistencia de la víctima y el análisis de su declaración de modo que la prueba en estos casos esté orientada a analizar si hubo o no consentimiento respetando el principio de pertinencia de la prueba, el derecho a la intimidad de la víctima, ponderado siempre el derecho a la defensa del procesado.

 El acuerdo plenario es relevante pues según la estadísticas de la Policía Nacional del Perú cada día se registran casi 20 denuncias diarias de violación. El mismo acuerdo plenario da cuenta de un criterio estadístico de absoluciones judiciales de 90% en las denuncias por delitos contra la libertad sexual de mujeres adultas y adolescentes cuya causa principal radica en que la forma de valorar la prueba que está gobernada de estereotipos de género.

 Las organizaciones de la sociedad civil esperamos que los lineamientos aprobados por la Corte Suprema se plasmen en el litigio cotidiano en manos de las y los operadores de Derecho: policías, abogadas/os, fiscales y juezas y jueces tienen la labor de conducir el trámite de estas causas con criterios que aseguren la justicia y garanticen la dignidad de las víctimas y los imputados.

Desde nuestra institución saludamos el trabajo y esfuerzo desplegado por las integrantes de Demus.

La OMS publicará orientaciones sobre los anticonceptivos hormonales y el VIH

Ginebra, 3 de febrero de 2012– La Organización Mundial de la Salud (OMS) publicará este mes nuevas orientaciones sobre las relaciones entre el VIH y los anticonceptivos hormonales, sean píldoras, inyectables o implantes.

Leer más

Hito para la Justicia de Género en el Perú: Acuerdo plenario sobre apreciación de la prueba en los delitos contra la libertad sexual

Acuerdo plenario sobre apreciación de la prueba en los delitos contra la libertad sexual El 6 de diciembre del 2011 el Poder Judicial aprobó el Acuerdo Plenario N° 1-2011/CJ-1161, el que debe ser aplicado obligatoriamente por jueces y juezas que procesan delitos contra la libertad sexual. Esta medida adopta la perspectiva de género e impone reglas para la valoración de las pruebas en estos casos.

Leer más

Nicaragua: El vía crucis de los embarazos en adolescentes

Cada mes en Nicaragua se documentan historias tétricas de niñas y adolescentes víctimas de violación sexual, cuyos casos -en su mayoría- quedan impunes ante la inoperancia de las autoridades judiciales y de salud, en un país con uno de los índices más altos de embarazos en menores de edad en América Latina.

Leer más

Minsa distribuirá condones a trabajadores sexuales en todo el país

Distribuirán condones a trabajadores sexuales

El Ministerio de Salud busca prevenir enfermedades de transmisión sexual como VIH/Sida e Infecciones de Transmisión Sexual (ITS). El Ministerio de Salud (Minsa) dispuso entregar mensualmente condones masculinos y femeninos para trabajadores sexuales en todos los hospitales del sector, a fin de prevenir enfermedades de transmisión sexual como VIH/Sida e Infecciones de Transmisión Sexual (ITS). La norma, publicada en Normas Legales del diario El Peruano, precisa la entrega de cien condones masculinos por consejería para cada trabajador (a) sexual y 30 condones femeninos para mujeres que se dedican a la prostitución. Señala que el preservativo protege de las ITS, incluyendo el VIH y embarazos no deseados, por eso se entregará periódicamente a quienes lo desean. Asimismo entregará 20 condones masculinos por paciente que acude a las consejerías en los establecimientos de salud del Minsa, y 10 condones femeninos para la población en general y en planificación familiar. Indica que los mensajes educativos y la consejería deben lograr el cambio de conducta hacia comportamiento de menor riesgo, esto incluye la compra o adquisición y uso de preservativos.Esta labor estará en manos de la Dirección General de Salud de las Personas, a través de la Estrategia Sanitaria Nacional de Prevención y Control de ITS y VIH/Sida la difusión, supervisión, monitoreo y evaluación de la norma, así como la asistencia técnica para su implementación.

Las Direcciones de Salud y las Direcciones Regionales de Salud se encargarán de la implementación de la norma.
La resolución 084-2012/MINSA está firmada por el ministro de Salud, Alberto Tejada.