¿A cocachos aprendí? ¡Basta ya!

En las últimas semanas, casi por un hecho casual, descubrí una de esas taras sociales que a los peruanos nos gusta guardar bajo la alfombra.  Está tan extendida y tan justificada que todavía no salgo de mi asombro por las respuestas que he recibido tanto por Twitter como por radio.

Vamos por partes. Hoy en el Perú está muy mal visto pegarle a una mujer. Aunque más de la mitad de ellas señala que ha sufrido alguna forma de violencia doméstica, por lo menos a nivel público, nadie podría atreverse a justificar golpe alguno. Es un pequeño avance, pero avance al fin. Si la vergüenza pública o la presión social pueden contener a algún potencial victimario, una víctima se habrá salvado.

Sin embargo, hoy en nuestro país, golpear a los niños y niñas está muy bien considerado.

¿Sorprendido? Comparto con ustedes algunas respuestas recibidas: “¿Cómo vas a corregirlo entonces?”, “a un chico malcriado un correazo, una cachetada, un pellizcón o un palmazo le hace bien, lo educa”, “mi papá me pegó mucho de chico y yo le agradezco, y ojo no soy ningún traumadito”, y una de mis favoritas por el nivel de brutalidad: “la Biblia dice que la vara endereza al niño”. Así puedo seguir, pero creo que estas pocas frases grafican bien la idea de la extendida aceptación social que tiene el origen de toda la violencia doméstica contra la que se viene luchando con tan poco éxito.

No sorprende entonces que el vecino al que el niño le rayó el auto con un clavo lo mande al hospital o que el niño que jugaba junto a un mototaxi esté hoy en el cementerio, luego de una larga agonía producto de la golpiza recibida. “¿Para qué contestan pues?”, “¿Para qué son malcriados?”. Muchos dirán “no pues, eso ya es un exceso”. “Una cosa es darle una pateadura y otra una cachetadita, nomás”. Pero eso sí, “si es a niño ajeno, pero malcriado, bien justificado”.

Nunca en mi vida he recibido un golpe y tampoco lo he dado. Lo considero un acto humillante para el que lo recibe, que sabe que es golpeado porque no puede devolver el golpe. El niño puede ser consciente de su falta, pero en la mayoría de veces la violencia que recibe es fruto de la ira descontrolada de un padre o madre (golpeados de niños) que no sabe contenerse y que no tiene otro recurso para educar que reproducir los mismos errores con los que él fue educado. Con esa marca en el alma, ese niño golpeado es candidato a ser victimario el resto de su vida. En la escuela o en su vida adulta devolverá cada uno de los golpes que recibió de niño. ¿De dónde sale la violencia doméstica si no es de ese círculo de humillaciones que se arrastra de generación en generación?

La escuela es otro espacio de violencia. En las zonas rurales del Perú aún se exhibe un chicote en el aula con profundo valor simbólico. Los mismos padres “autorizan” al maestro a golpear a sus hijos y a humillarlos públicamente sin que exista sanción alguna. Luego, el Estado tiene que invertir millones en normas antibullying sin saber por qué. La ley establece como agravante del delito de lesiones que sean los padres los victimarios. No hay una sola denuncia en el PJ de niños golpeados por sus padres. Y hay millones que lo son, todos los días. ¿No es hora detener esto?

Ciencia y fe

Una de las revoluciones culturales más importantes de la historia de la humanidad fue la separación, operada en Europa siglos atrás, entre la teología y la filosofía. Ella permitió la revolución científica tecnológica, el capitalismo y la conquista del mundo.

Durante la época medieval, la teología llenaba todo el espacio de la reflexión intelectual y nada existía por fuera de su imperio. De ahí que inclusive las disidencias políticas tuvieran que expresarse en el lenguaje religioso y aparecieran como herejías, siendo sancionadas como tales por la Inquisición.

Ideas que ahora forman parte del sentido común científico, como que la Tierra no es el centro del universo y que gira alrededor del Sol, y no este alrededor de ella, fueron caracterizadas igualmente como herejías, porque eran incompatibles con la lectura teológica que de estos fenómenos hacían los sabios romanos y cualquier idea que saliera de este estrecho margen era un cuestionamiento a la Verdad misma. Eso le costó la hoguera a Giordano Bruno y la humillante retractación pública a Galileo Galilei. Le tomó cinco siglos a la Iglesia reconocer que Galileo tenía la razón. 

Debemos a un pensador andalusí que escribía en árabe la gran revolución intelectual que nos llevó a la modernidad. Ibn Rushd, cuyo nombre fue castellanizado como Averroes, nació y vivió en Córdoba, la ciudad más esplendorosa de al-Andalus, la España musulmana, y de Europa en el siglo XII. Fue conocido como el Comentarista por ser el más grande especialista en Aristóteles, aunque solo una tercera parte de los más de 60 volúmenes que forman su producción está dedicada a los comentarios sobre El Filósofo, y el resto de su obra es original. Averroes realizó la proeza intelectual de separar la falsafa (así es conocida la filosofía en árabe) de la teología. Reivindicó la necesidad de un espacio autónomo de reflexión para las cosas terrenas, independiente de la teología, cuya materia de reflexión son las cosas ultraterrenales.

Durante la Edad Media, la escolástica –que constituye un método de reflexión intelectual, que viene a ser a la teología lo que el método científico es a la ciencia– era común al cristianismo, judaísmo e islamismo. Una de las mejores escuelas de escolástica funcionaba en Córdoba, célebre por su Escuela de Traductores, donde trabajaban juntos sabios judíos, cristianos y musulmanes, que salvaron para Occidente las grandes obras de la antigüedad clásica, griega y romana. Allá iban a formarse teólogos de toda Europa y ahí se formó Alberto Magno, convertido después en santo por la Iglesia. Su discípulo más destacado fue Santo Tomás de Aquino, quien realizó la proeza intelectual de cambiar las bases neoplatónicas sobre las cuales San Agustín edificó la reflexión teológica cristiana medieval, que fueron hegemónicas por un milenio, por las modernas bases neoaristotélicas. Y fue esta base filosófica la que permitió que durante el Renacimiento pudiera separarse la filosofía de la teología (como lo dijo Maquiavelo, la ética para ganar el cielo es distinta de la ética para ganar el poder).

Por una triste ironía de la historia Averroes, que tanto contribuyó al desarrollo de la tolerancia en Occidente, fue víctima de la reacción sectaria islámica provocada luego de la crisis de al-Andalus y hoy está olvidado en el mundo musulmán.

De la filosofía surgieron las ciencias positivas y de ellas derivó la superioridad tecnológica que le aseguró a Europa la hegemonía mundial. Pero el recorte de las atribuciones de la teología fue, como era de esperar, firmemente resistido por aquellos que usaban a la religión como un instrumento para asegurar su poder terrenal. Pero esto ya es una historia contemporánea.

El debate sobre las relaciones entre la ciencia y la fe viene pues de muy atrás, pero es especialmente pertinente en la controversia que mantiene la Universidad Católica con el cardenal Cipriani. La universidad constituye por antonomasia el centro de la reflexión científica y filosófica como los seminarios lo son de la teología. De ahí que la libertad intelectual no sea un simple adorno para la universidad, sino la esencia misma de su quehacer.

 

MÉXICO: Violar en Chiapas sale gratis, si ella es indígena más

SAN CRISTÓBAL DE LAS CASAS, México, mar (IPS) – En el sureño departamento de Chiapas, en México, las violaciones sexuales a mujeres son pan de cada día y a las víctimas se les niega la justicia. Si resulta un embarazo, también se les impide el aborto legal.

En un caso de flagrante impunidad, Celestino López Hernández, quien violó en diversas ocasiones a una mujer indígena con síndrome de Down, sigue en libertad a pesar de que el hecho fue denunciado ante las autoridades judiciales del estado y hubo orden de aprehensión.

Hilda Álvarez Hernández, indígena de 26 años, fue violada por vez primera cuando tenía 16 en el municipio de Huixtán, de mayoría indígena y lengua tzotzil. Chiapas es el estado que tiene el mayor porcentaje de población que habla solo una lengua indígena: 36 por ciento.

Desde hace 10 años, su madre, Celia Hernández, clama justicia y de manera constante viaja a San Cristóbal de las Casas, la tercera ciudad del estado, distante 35 kilómetros, para preguntar si ya fue detenido el agresor de su hija.

Además de la impunidad judicial, Hernández y su hija padecieron la negligencia de las autoridades sanitarias, las cuales impidieron la interrupción legal del embarazo de la menor de edad, producto de la violación sexual.

La historia

“Yo no me di cuenta que a mi hija la violaban, hasta que ella dejó de reglar; me di cuenta que estaba embarazada y supe de la violación”, relató Hernández, quien tiene 70 años.

Pese a cumplir con las tres causales por las que se permite el aborto en Chiapas (violación, peligro de muerte para la madre y malformaciones congénitas graves), las instituciones de justicia y de salud en el estado le negaron la práctica del aborto.

“El trabajo en el campo es duro, el día no te alcanza para desgranar maíz, molerlo, hacer las tortillas (tortas de maíz), hacer la comida, cuidar a los hijos, ayudar en la milpa (labranza), lavar la ropa, y apenas sale para comer, no hay para doctores, ni medicina”, desgranó la madre.

“Ya estoy vieja, yo no quería que Hilda tuviera un hijo, a duras penas puedo cuidarla a ella, que en realidad es una niña de cuatro años, hay que cambiarla, bañarla, darle de comer. ¿Quién los va a cuidar cuando yo me muera?”, se preguntó.

En 2003, Hernández acudió a diferentes instituciones de salud –entre ellas el Centro “Los Pinos” de la Secretaría de Salud estadal– para que le ayudaran a interrumpir el embarazo de su hija.

Las respuestas fueron desde “no la podemos atender”, hasta “aquí no tenemos orden para matar sino para dar vida, aquí no matamos gente”. “Yo les expliqué que me interesaba la vida de mi hija de 16 años, pero por las respuestas que nos dieron parece que para ellos primero muerta antes que abortar”, lamentó la indígena.

Siguiendo los procedimientos legales, Hernández levantó la denuncia ante la Subprocuraduría indígena en enero de 2003, reporta el Colectivo Feminista Mercedes Olivera (Cofemo) de San Cristóbal de las Casas, que lleva el caso de Hilda Álvarez.

“Cuando Celia habló del embarazo y la posibilidad de interrumpirlo la licenciada que levantó la denuncia le dijo: ‘No se puede interrumpir. ¿Acaso quieres irte a la cárcel? Además si lo hacen no van a haber pruebas de la violación”, informa Cofemo.

A los tres meses de puesta la denuncia, en marzo de 2003 las autoridades giraron la orden de aprehensión contra López, el violador. Para ese entonces Álvarez tenía ya cinco meses de embarazo.

Al sexto mes de gestación la indígena tuvo un sangrado mientras era trasladada a San Cristóbal de las Casas. El producto nació muerto. Álvarez fue atendida en el Hospital Regional, donde le realizaron una limpieza uterina.

El médico que la trató le dijo a su madre que era necesario realizarle una salpingoplastia (ligadura de trompas) para que –de acuerdo con sus palabras– “si le vuelve a pasar lo mismo (la violación) ya no quede embarazada”.

Hernández se indignó por el comentario del médico. “Mi hija no tiene porque volver a ser violada; si realmente hay justicia para las mujeres, ella no tiene porque pasar por lo mismo nunca más”, afirmó.

Vía crucis

Aunque se giró la orden de aprehensión, esta nunca se ejecutó pues la policía puso de pretexto que no quería entrar a Huixtán por la existencia de grupos armados, en uno de los municipios en que irrumpió el Ejército Zapatista de Liberación Nacional en 1994.

Así, el expediente penal 79/2003 del Juzgado del Ramo Penal, Distrito Judicial Las Casas, quedó archivado con todo y la orden de aprehensión contra López.

El colmo se produjo cuando el agresor volvió a violar a la joven indígena en 2007. Ella quedó otra vez embarazada y tuvo a una niña, también con síndrome de Down.

Ahora Hernández tiene que hacerse cargo de todas las tareas de la casa, velar por la manutención de su familia y cuidar a su hija y su nieta.

En Chiapas, las violaciones sexuales denunciadas ante el Ministerio Público (fiscalía) se han más que duplicado, al pasar de una tasa de 14,8 por cada 100 mil mujeres en 2005 a 34 en 2009.

Como resultado, el estado pasó del lugar 25 al décimo en la escala nacional en incidencia de este delito, entre las 32 entidades del país, según la Comisión Especial de Feminicidio de la Cámara de Diputados.

En diciembre de 2009 el parlamento regional reformó el artículo cuarto de la Constitución del estado, para “proteger la vida desde el momento de la concepción”.

*Una versión de este artículo fue publicada originalmente por la agencia mexicana de noticias Comunicación e Información de la Mujer AC, Cimac. (FIN/2012)

¿Sexos Opuestos?

La idea del sexo opuesto, en alusión a las diferencias sexuales biológicas que distinguen hembra y macho humanos, parece mostrar su significado más perverso en nuestra sociedad: los casos de mujeres quemadas, arrojadas de pisos altos, apuñaladas, descuartizadas y metidas en una maleta, nos hablan tan solo de odio.

Será que los hombres (macho humano), o al menos alguno de ellos, para no caer en generalizaciones peligrosas, están desplegando su fuerza para ser verdaderamente un sexo opuesto en su significado de confrontación y enfrentamiento a las decisiones de miles de mujeres de romper relaciones afectivas violentas.

Muchas veces hemos comentado cómo el odio y la violencia no se cruzan con el amor, pasión y placer. Quienes aún viven en relaciones de dominación, celos y control sobre el manejo de horarios por ejemplo y piensan que es parte del cuidado de su pareja, deben comenzar a reconocer que ello es violencia y renunciar a este dominio social, psicológico y sexual.

Necesitamos una reforma humana profunda, necesitamos una nueva revolución sexual, que lleve a desterrar roles sexuales estereotipados, inequidades sociales, políticas y afectivas para la mujer.
Esta reforma debe ser capaz de ofrecer a los hombres ganar en su vivencia sexual y social, ya que es difícil de creer que como actualmente se construye lo masculino los tenga muy a gusto; si no, miremos las estadísticas de suicidios y muertes violentas.

El llamado es urgente, las familias, escuelas, universidades, centros de trabajo, medios de comunicación, y sociedad en general debemos implementar medidas para atacar el problema de raíz; lo que falta es voluntad política. Las dilaciones están llevando a las mujeres a la tumba.

La Oficina Regional de ONUSIDA PARA AMÉRICA LATINA Condena Muertes de Personas TRANS

Ciudad de Panamá, 27 de Marzo 2012: La oficina regional de ONUSIDA repudia enérgicamente los casos de muertes, desapariciones y violaciones a los derechos humanos de las personas trans en América Latina, observando un aumento en los últimos meses en países como México, Guatemala, Honduras y Colombia.

Leer más

Organizaciones feministas denuncian interferencia del Congreso en el caso Esterilizaciones Forzadas

Congresistas de la bancada fujimorista, acompañados por congresistas apristas y también de Alianza por el Gran Cambio están interfiriendo en el proceso “Esterilizaciones forzadas”, reabierto por decisión del Ministerio Público el pasado 21 de octubre, denunciaron hoy representantes de organizaciones feministas.

Leer más

Hoy Velamos Su Muerte Nos Indignamos Y Exigimos Que El Congreso Apruebe La Ley 609/2011-Cr Que Penalizaría Los Crimenes cometidos por Discriminación

ima.- El Centro de Promoción y Defensa de los Derechos Sexuales y Reproductivos – PROMSEX, se une a la vigilia convocada por el Colectivo ContraNaturas por la muerte de Daniel Zamudio, joven gay chileno que fue atacado por un grupo neonazi en las calles de Santiago de Chile por el solo hecho de ser gay.

Leer más

La visita del Papa (a México), el Estado laico y los derechos de las mujeres

En un país cuya historia moderna se escribió con la sangre de las disputas por el Estado laico y su oferta de diversidad religiosa y cívica, la visita del Papa en tiempos preelectorales levanta sospechas en torno a sus intenciones políticas.

Leer más

Justicia y Reparación para Víctimas de Esterilización Forzada y presentación del Video “Justicia Pendiente”

Justicia y Reparación para Víctimas de Esterilización Forzada y presentación del Video “Justicia Pendiente”

Día: 29 de Marzo 2012
Hora:    11:00am
Lugar:  Casona de San Marcos (Parque Universitario s/n)

Leer más