Honduras: Defensoras De Derechos Humanos, Amenazadas

Cuatro integrantes de una destacada organización de derechos humanos de Honduras han sufrido recientemente ataques, amenazas y acoso. Sus vidas corren peligro. Actúa ya! Enviar llamamiento antes del 11 de junio de 2012.

El Comité de Familiares de Detenidos Desaparecidos en Honduras (COFADEH) es una destacada organización de derechos humanos hondureña. El 20 de abril, hacia las ocho de la mañana, una de sus fundadoras, Nohemí Pérez, llegó a las oficinas de la organización en la capital, Tegucigalpa. Mientras esperaba fuera, observó un automóvil aparcado ante la entrada principal. El conductor del auto la amenazó, diciéndole: “Ya van a ver, hijas de la gran puta, ya van a ver”, mientras le arrojaba un trozo de madera que la alcanzó en la pierna. Poco después, el auto se marchó. El día anterior, Nohemí Pérez había observado que un joven la señalaba mientras ella participaba en una manifestación organizada por un sindicato en protesta por el alza del coste de la vida.

 

En marzo, otras integrantes de COFADEH fueron amenazadas y acosadas. El 8 de marzo, Bertha Oliva, fundadora y coordinadora de la organización, recibió una llamada telefónica en la que escuchó la reproducción grabada de una llamada que acababa de hacer segundos antes. El 30 de marzo, otra integrante de COFADEH (cuyo nombre Amnistía Internacional conoce) entraba en la oficina hacia las nueve menos cuarto de la mañana cuando un hombre en una camioneta roja, que esperaba en un semáforo, le gritó: “Decile a esa hija de la gran puta de Bertha Oliva que ya deje de vivir de los desaparecidos”. El 26 de abril, Dina Meza, otra defensora que trabaja en COFADEH y que ha recibido amenazas reiteradas, informó a Amnistía Internacional de que un automóvil había estado aparcado ante su casa durante mucho rato, y que hacia las seis de la tarde un desconocido la había seguido brevemente cerca de un parque en su barrio.
En noviembre de 2009, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIADH) pidió a las autoridades de Honduras que protegieran a quienes integran COFADEH y a sus familiares inmediatos.

Escriban inmediatamente, en español o en su propio idioma:

– Pidiendo a las autoridades que ordenen una investigación independiente, exhaustiva e imparcial sobre las amenazas contra integrantes de COFADEH, que hagan públicos sus resultados y que los responsables comparezcan ante la justicia;
– Instándolas a tomar medidas inmediatas para cumplir plenamente la orden de la CIADH de proteger a quienes trabajan en COFADEH y a sus familias. El tipo de protección que se facilite a las integrantes de COFADEH deberá acordarse con ellas y reflejar sus deseos; recordándoles que los defensores y defensoras de los derechos humanos tienen derecho a llevar a cabo sus actividades sin restricciones injustas y sin temor a represalias, conforme establece a Declaración de la ONU sobre los Defensores de los Derechos Humanos.

ENVÍEN LOS LLAMAMIENTOS, ANTES DEL 11 DE JUNIO DE 2012 A:

Sr. Luis Alberto Rubí   
Fiscal General de la República
Lomas del Guijarro, Avenida República Dominicana, Edificio Lomas Plaza II       
Tegucigalpa, Honduras
Fax: +504 2221 5667
Tratamiento: Sr. Fiscal General

Sr. Pompeyo Bonilla
Ministro del Interior
Secretaría de Estado en el Despacho de Seguridad, Plantel Casamata, subida al Picacho, Tegucigalpa, M.D.C, 
Honduras 
Fax: +504 2220 1756
Tratamiento: Estimado Sr. Ministro

Y copia a:
Comité de Familiares de Detenidos Desaparecidos en Honduras (COFADEH)
Barrio La Plazuela, Avenida Cervantes
Casa No. 1301
Tegucigalpa, Honduras
Fax: +504 2220 5280
(Digan: “me da tono de fax, por favor”)

Envíen también copia a la representación diplomática de Honduras acreditada en su país.

E-Mail: info@embahonduras.es

INFORMACIÓN COMPLEMENTARIA
COFADEH es una de las principales organizaciones de derechos humanos de Honduras, y ha estado muy implicada en los esfuerzos por documentar y denunciar las violaciones de derechos humanos cometidas tanto en el contexto del golpe de Estado del 28 de junio de 2009 que derrocó al presidente José Manuel Zelaya, como durante el gobierno del presidente Porfirio Lobo, que ocupó su cargo el 27 de enero de 2010, tras las elecciones celebradas en noviembre de 2009. Recientemente, COFADEH trabajó sobre un incendio que estalló en la prisión de Comayagua, en el que se cree que murieron 361 presos y decenas más sufrieron quemaduras graves (véase el comunicado de prensa de Amnistía Internacional enhttp://www.amnesty.org/es/for-media/press-releases/honduras-investigar-muertes-incendio-prision-2012-02-15).
En abril de este año, Dina Meza recibió una serie de amenazas de violencia sexual (véase AU 106/12,http://www.amnesty.org/es/library/info/AMR37/006/2012/es). Como parte de COFADEH, Dina Meza ha trabajado sobre el conflicto de tierras de la región hondureña del Bajo Aguán. Esa región es escenario de una serie de conflictos de tierras entre comunidades campesinas y diversas empresas y terratenientes particulares, unos conflictos que han estallado en violentos enfrentamientos.

Los defensores y defensoras de los derechos humanos, y los periodistas de Honduras corren peligro: son víctimas de amenazas, ataques y homicidios a causa de su trabajo, que a menudo saca a la luz violaciones de derechos humanos. En enero de 2012, la periodista Gilda Silvestrucci  recibió varias amenazas de muerte telefónicas (AU 28/12, http://www.amnesty.org/es/library/info/AMR37/002/2012/es).

En febrero, Wilfredo Paz y Juan Chinchilla, dos activistas de derechos humanos que luchan por el derecho de los campesinos a la tierra en el contexto de los conflictos sobre la propiedad de la tierra de la región del Bajo Aguán, recibieron una amenaza de muerte en un mensaje de texto (AU 66/12,http://www.amnesty.org/es/library/info/AMR37/003/2012/es). En marzo, la periodista Mavis Ethel Cruz recibió una amenaza de muerte telefónica (AU 78/12, http://www.amnesty.org/es/library/info/AMR37/004/2012/es).
Si recibe contestación de una autoridad, envíenos el original o una copia, por favor, lo antes posible (ref.: “Equipo AAUU – Respuesta”). Sólo es necesario que indique en el reverso de la misma el número que tiene la Acción Urgente a la que le han contestado (por ejemplo “AU 25/99” o bien “EXTRA 84/99”). No es necesario que nos envíe copia de su propia carta. Si no desea que le enviemos un acuse de recibo, indíquenoslo también en el dorso con las palabras “No acuse”. Gracias por su colaboración.

aauu@es.amnesty.org

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *