Lubricando el placer

En sexualidad todo es posible de experimentar siempre que cause placer y sea consentido, y el lubricante para uso sexual, puede ser un gran aliado para tener relaciones sexuales más placenteras, tanto para mujeres como para hombres.

A pesar de sus beneficios, pocas personas los conocen y mucho menos han incorporado su uso. Para quienes deseen dar ese paso, es importante que usen un producto de buena calidad y que de manera casi inmediata puede ayudar a solucionar problemas de larga data que viven con sus parejas.

Existen muchas variedades y marcas de lubricantes, los cuales pueden ser adquiridos en cualquier farmacia. Lo importante es elegir aquel que se adapte y responda a sus necesidades sexuales.

Por ejemplo, existen lubricantes de silicona, que ayudan a las mujeres que tienen problemas de lubricación vaginal, disminuyendo el dolor y molestias de la penetración. Están los lubricantes de base acuosa (a base de agua), cuya ventaja es que no dañan los preservativos evitando que puedan romperse. También hay lubricantes con espermicidas, su objetivo es reducir el riesgo de embarazo, pero en algunos casos puede producir irritaciones dificultando la penetración.

Lo importante es que al momento de elegir, las características que nunca debemos dejar de observar son: que no altere el PH vaginal para evitar infecciones; que no huela mal, no irrite, ni abra los poros del látex de los preservativos.

Un estudio realizado en Estados Unidos, reveló que las mujeres que usaban lubricante durante las actividades sexuales reportaron mayores niveles de satisfacción y placer, así como menos síntomas sexuales que las que no lo usan.

A lo mejor usted se anima a incorporar el uso de un lubricante de buena calidad, quizás es lo que estaba esperando hace mucho tiempo.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *