Foto: aclauroya.wordpress.com

Sin avances para las mujeres, concluye CPD 47

Foto: aclauroya.wordpress.com

[México] En una clara muestra del estancamiento de 20 años en la agenda global a favor de los derechos reproductivos de las mujeres, la Comisión de Población y Desarrollo (CPD) de Naciones Unidas ignoró la propuesta de organizaciones civiles para llamar a los Estados a que despenalicen el aborto.

Al concluir el 47 periodo de sesiones de la CPD –realizado del 7 al 11 de abril en Nueva York–, el mecanismo de la ONU acordó una resolución que no refleja un cambio de mentalidad de los gobiernos en materia de derechos sexuales y reproductivos, a decir de grupos de mujeres que reclamaban un documento más contundente ante las altas cifras de mortalidad por abortos inseguros en el mundo.

Y es que tras 19 horas de negociación, la madrugada del pasado sábado, la CPD optó –al igual que hace 20 años durante la Conferencia Internacional sobre Población y Desarrollo (CIPD) de El Cairo– por sólo exhortar a los gobiernos del mundo a “ampliar y mejorar sus servicios de planificación familiar”.

El Programa de Acción de la CIPD, aprobado hace dos décadas, también llamaba a permitir el acceso universal a los servicios de salud sexual y reproductiva, incluyendo la planificación familiar, antes del año 2015.

El 47 periodo de sesiones de la CPD tuvo por objetivo revisar los avances y pendientes del Programa de Acción de la CIPD, celebrada en 1994, pero el evento estuvo dominado por posturas conservadoras para restringir el derecho al aborto, e incluso defensoras de los derechos reproductivos denunciaron restricciones a su participación en las mesas de trabajo.

EXCLUSIÓN

La resolución aprobada por la CPD ignoró los llamados de organizaciones civiles a nivel global que pugnaban porque a 20 años de la revisión del Programa de El Cairo se garantizara el acceso al aborto seguro, libre y gratuito a las mujeres.

Además –según lo señalado por activistas que ya temían una resolución “conservadora”–, el documento final de la CPD contraviene el Consenso de Montevideo, acuerdo latinoamericano aprobado el año pasado y en el que se llamó a los Estados a considerar la posibilidad de legalizar el aborto.

Durante la realización del periodo de sesiones, organizaciones civiles lanzaron en redes sociales y de manera virtual un llamado a que los países miembro de la ONU “garantizaran los Derechos Humanos, incluidos los derechos sexuales y reproductivos”.

En el exhorto de la sociedad civil se pedía que a través de la CPD se convocara a las naciones a eliminar las leyes a que criminalizan el aborto, pues llevan a las mujeres y niñas a morir a consecuencia de un aborto inseguro, a presentar secuelas de salud, o incluso a ser condenadas y castigadas por sus decisiones.

ESTANCAMIENTO

En el documento final, la CPD pide a los gobiernos ampliar los servicios de planificación familiar, para mujeres de todas las edades y sin prejuicios de etnia o religión, pero no exhortó a las naciones a garantizar en todas las circunstancias la interrupción legal del embarazo.

Lo anterior al sostener que “sólo en casos en que el aborto no vaya en contra de las leyes locales”, el Estado debe proporcionar entrenamiento y equipamiento a prestadores de servicios de salud y otras medidas para asegurar abortos accesibles.

Además enfatiza que “en ningún caso debería promoverse el aborto como método de planificación familiar, y tratamiento de infección de transmisión sexual, incluyendo VIH y otras condiciones de salud reproductiva”.

De acuerdo con la resolución, una de las formas de prevenir los embarazos no deseados es brindar información sexual y educación a las y los adolescentes. La CPD confirma que la educación sexual de la juventud depende en gran medida de los padres, pues reconoce a la “familia como la base de la sociedad” y llama a brindarle protección integral.

De acuerdo con cifras oficiales, al año mueren en promedio en el mundo 47 mil mujeres (casi la mitad menores de 15 años) a consecuencia de abortos inseguros.

POSTURAS CONSERVADORAS

Durante el 47 periodo de sesiones de la CPD, Carmen Guillén Vicente, subsecretaria de Población, Migración y Asuntos Religiosos de la Secretaría de Gobernación y quien acudió como parte de la delegación oficial, dijo a medios de comunicación que en México no está a debate la despenalización del aborto a nivel nacional.

En contraste, aseguró que “estamos en el debate positivo que tiene que ver con el combate a la pobreza la cruzada contra el hambre, los índices de cobertura de educación y muy preocupados por la mortalidad, cualquier mortalidad de la madre. México no negocia en cumbres (internacionales) temas polémicos que dividen y confrontan a la sociedad mexicana”.

Mientras, grupos Provida como la Red Familia –en voz de su integrante Mario Romo– festejaron la resolución de la CPD por considerar que retomó las posturas de “defensa de la familia”.

FUENTE: CIMAC

Tomado deyancuic.com

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *