Foto: album personal Godfrey

En los próximos días Indecopi emitirá un fallo definitivo por discriminación hacia una ciudadana trans

Foto: album personal Godfrey

El primero de agosto del 2013, INDECOPI emitió una resolución sancionando a la discoteca Gótica por discriminar a la ciudadana Godfrey Arbulú Grippa, tras no dejarla ingresar en la discoteca a causa de su identidad de género. Esta conducta fue objeto de sanción por parte de INDECOPI, que emitió una multa por valor de 100 Unidades Impositivas Tributarias (370 mil nuevos soles). La discoteca apeló la sanción y, en los próximos días, la Sala Especializada en Protección al Consumidor emitirá un fallo definitivo al respecto.

El Centro de Promoción y Defensa de los Derechos Sexuales y Reproductivos – PROMSEX, considera que la Sala debe ratificar el fallo emitido por la Comisión de Protección al Consumidor. “El fallo cuenta con argumentos sólidos y pruebas contundentes que demuestran que la discoteca cometió un acto de discriminación en contra de la ciudadana Godfrey Arbulú”, declara Ysabel Marín, abogada de PROMSEX. Y prosigue, “si no se ratificarse el fallo, apelaríamos el caso ante el Poder Judicial y, de ser necesario, recurriríamos a instancias internacionales con el fin de que se haga justicia”.

LA HISTORIA
El 27 de abril de 2012, Godfrey acudió junto con un grupo de amigos a la discoteca Gótica. Todos ellos habían sido invitados por uno de los socios de la discoteca, teniendo consigo un pase libre para poder pasar. Uno por uno fue ingresando, hasta que el personal de seguridad impidió entrar a Godfrey, quien reclamó por su derecho de entrada, en vista de que tenía una invitación.

Uno de los agentes de seguridad le dijo a Godfrey que espere, señalando que consultaría con la administración del local. Cuando regresó, se dirigió a uno de los amigos de Godfrey que aún no había ingresado, y le dijo que podía pasar, “pero no a él” (refiriéndose a Godfrey).

Todo lo sucedido fue registrado por Godfrey con la cámara de su celular. En una parte del episodio, el jefe de seguridad de la discoteca también reclama a quien invitó a Godfrey, diciéndole que “además de traerme gays, ahora me traes un travesti”.

Ante la insistencia de Godfrey, la seguridad de Gótica le conminó a pagar una entrada por el valor de 100 soles. Si bien, inmediatamente después cambiaron el precio a 200 soles (el costo real de la entrada era de 50 soles).

Después del incidente, Godfrey presentó las pruebas registradas -con el apoyo legal de Promsex- ante Indecopi; institución que tardó más de un año en pronunciarse a su favor, en virtud a la Ley 29571 del Código de Protección y Defensa del Consumidor. El referido código, señala en uno de sus artículos que los consumidores tienen derecho a un trato justo y equitativo en toda transacción comercial y a no ser discriminados por motivo de origen, raza, sexo, idioma, religión, otros. También indica que los proveedores no pueden establecer discriminación alguna salvo que existan razones objetivas y justificadas.

Oficina de prensa de Promsex
Teléfonos: 01-4478668
Francesca Emanuele

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *