Mauris massa metus, suscipit nec consectetur ac, sagittis in velit. Pellentesque vel sem erat. Sed malesuada viverra rutrum? Suspendisse posuere ligula et velit consectetur gravida dum sociis.

La sexualidad y los adolescentes de hoy

Opinión. Especialistas creen que menores necesitan orientación antes de iniciar su vida sexual. Padres deben informar sobre  importancia de las relaciones sexuales con responsabilidad. Jóvenes deben estar listos para decisiones importantes en su vida.

Sofía necesita contar lo que siente cada vez que su enamorado la toma por la cintura y recorre su cuerpo con caricias y besos, cuando están solos. A sus 15 años ha elegido compartir esta nueva experiencia con su mejor amiga: su mamá. Pero en la realidad que una adolescente les confíe a sus padres que está iniciando su vida sexual, es un caso que sucede extraordinariamente, muy raro, que ocurre uno en un millón. Y es que todavía existe una dificultad real para tratar el tema de las relaciones sexuales con los jóvenes. Los resultados de esta contrariedad se reflejan en las estadísticas de los embarazos adolescentes, los contagios de VIH u otras enfermedades infecciosas, que recaen en esta parte de la población.

Adultos olvidan lo que fueron

Para el doctor Carlos Cáceres, director del Instituto de Estudios en Salud, Sexualidad y Desarrollo Humano, “muchos adultos olvidan que han vivido la etapa de la adolescencia, donde el cuerpo cambia debido a un desorden hormonal que genera interés por el propio cuerpo así como el del sexo opuesto. Las expresiones de cariño de sus parejas los rinden ante el deseo y los hace sexuales, lo que no está mal, porque están iniciando el camino a la adultez. Es aquí donde los púberes necesitan ser informados de las consecuencias de tener sexo si no hay prevención”.

“Se deben dejar a un lado los prejuicios e informaciones basadas en corrientes religiosas y tomarse en cuenta estudios y evidencias científicas. Se debe aceptar que los adolescentes pueden decidir por sí mismos sobre sus experiencias sexuales. Porque solo con una clara información sabrán decidir con madurez”, explica Cáceres.

Decisiones de los adolescentes

De igual modo opina la psicóloga Rossina Guerrero, de Promsex. “Se debe reconocer la capacidad de los adolescentes de tomar decisiones respecto a su vida y su cuerpo. Ellos (los adolescentes) pueden tomar la decisión de cuándo, cómo y con quién tener relaciones sexuales. Si a los 16 años ya deciden qué profesión tendrán en su vida, por qué no pueden elegir con quién iniciar su vida sexual. Siempre que esta sea consentida, claro”, subrayó.

Además, explica que la adolescencia también tiene cambios psicológicos y del comportamiento. “El nivel emocional en esta etapa es muy relevante en relación a la sexualidad, por ser aquí donde los púberes tendrán sus primeras relaciones amorosas”.

Este nuevo cambio es el inicio de su sexualidad y es parte intrínseca de las relaciones humanas. Así como el ensanchamiento de las caderas en las adolescentes es natural, el deseo y sus ganas de tener sexo –despertado por caricias y juegos sexuales–, también lo son.

Es ahí donde está el deber de los padres de hablar sobre sexo con sus hijos. Si este tema no fuera un tabú en los hogares, un adolescente analizaría más el momento de tener su primer acto sexual.

Si bien en la adolescencia la relación con los padres es tensa, es aconsejable tratar el tema de la sexualidad con anticipación.

Decirles no lo hagas (tener sexo) si no quieres salir embarazada, a las jóvenes, por ejemplo, es un error, un mensaje negativo.

Los  adolescentes también tienen derecho a tener placer sexual. Sin embargo, es necesario brindarles orientación sobre los cuidados que deben tener para no sufrir consecuencias no deseadas.

REACCIONES

“El día que el sexo deje de ser un tabú en los hogares, los adolescentes analizarán más el momento de su primer acto sexual y tomarán precauciones”.

Rossina Guerrero
Psicóloga de Promsex

“Los adultos olvidan que en la etapa de la adolescencia, además de cambios en el cuerpo, es donde se despierta el interés por el sexo opuesto”.

Carlos   Cáceres
Inst. de estudios de la salud y la sexualidad

La desinformación tiene un costo

El estudio “Análisis de situación de salud de las y los adolescentes: ubicándolos y ubicándonos” resalta que en el 2009 los casos notificados de VIH/SIDA fue entre jóvenes de 20 a 24 años y de 25 a 29 años. Considerando el tiempo que trascurre desde la infección, se señala que estos jóvenes probablemente fueron infectados durante su adolescencia.

En el 2009 del total de adolescentes de 15 a 19 años el 13,7% ya estuvieron alguna vez embarazadas: el 11,1% son madres y el 2,7% están gestando por primera vez. El embarazo entre adolescentes aparece refractario al descenso en esta década.

Según ENDES, un 47,6 % de las mujeres actuales usan métodos modernos y 22,2% usan métodos tradicionales, siendo el ritmo el más utilizado. Seguido de la inyección.

Fuente: http://www.larepublica.pe/

No desean legislar sobre relación adolescente

Denuncia. Congresista Carlos Bruce acusa a sector conservador de trabar debate. Con pedido para llevar despenalización de  relaciones sexuales entre menores a la Comisión de la Mujer se busca archivar propuesta, dice Sasieta.

¿Ponen trabas? La ministra de la Mujer Virginia Borra y la congresista Fabiola Morales, presidenta de la Comisión de la Mujer del Congreso, coincidieron en que la propuesta legislativa de despenalizar las relaciones sexuales entre y con adolescentes de 14 a 18 años sea analizada y dictaminada por el grupo de trabajo del Congreso, pese a que el proyecto de ley ya fue revisado por la Comisión de Justicia y Derechos Humanos. Esta solicitud ha despertado diferentes reacciones entre congresistas y especialistas sobre este asunto. Según el legislador Carlos Bruce detrás de esta solicitud se encuentra un sector conservador que no quiere cambios en este tipo de legislación. “Esta ley debe ser aprobada lo más pronto posible. Es una tontería tratar de evitarla. Nuestros jóvenes se privan de recurrir a los establecimientos de salud públicos porque ahí los obligan a denunciar a su pareja sexual, para que luego se los lleven preso”.

Detrás están los conservadores

“Seamos sinceros, ¿cuántos no hemos estado en esta situación de adolescentes? Medio Perú. La verdad es que en el Congreso existe un sector conservador, pero no lo dice. Y en el fondo están en contra de la modernidad respecto a los derechos civiles y las relaciones sexuales”, subrayó.

Quien también comparte esta opinión es la congresista Rosario Sasieta que dice que la intención de pedir una nueva revisión del proyecto “no tiene sentido”.

Quieren archivar iniciativa

“No se trata de llenar las cárceles con adolescentes solo por haber tenido relaciones sexuales con sus enamoradas, por eso es necesario aprobar esta ley. (…) No queremos abrir una puerta al libertinaje, que no se confunda”.

“Que el proyecto sea solicitado por la Comisión de la Mujer cuando ya ha sido visto por la Comisión de Justicia, a mi parecer, es querer archivar la propuesta”.   

La congresista y ex titular del Ministerio de la Mujer Nidia Vílchez dijo que es importante recoger los aportes de los actores responsables en garantizar los derechos de nuestros adolescentes. “La solicitud de la Comisión de la Mujer de revisar el proyecto de ley solo podrá ser realizada cuando sea debatido en el Pleno. Antes no, porque ya ha sido aprobado por la Comisión de Justicia”.

El desenlace de este proyecto será conocido en unos días en el Pleno del Congreso.

Penalización no impedirá el sexo entre menores

Fue el propio sector de la Mujer que presentó el cambio legal de la penalización de las relaciones sexuales en personas menores de 18 años, cuando al frente de la cartera estaba Nidia Vílchez. Hoy la ministra Borra desconoce ese hecho.

Según Susana Chávez, especialista en derechos sexuales: “No es la penalización lo que va a impedir que los y las adolescentes tengan relaciones sexuales tempranas, es la educación sexual científica y respetuosa de los derechos sexuales y reproductivos que se debe impartir desde los primeros años; es la seguridad que debemos ofrecerles cuando enfrenten situaciones de peligro”.  Dice que Borra “piensa que administra un colegio de monjas y no decidiendo políticas sobre adolescentes”.

¿Por qué despenalizar las relaciones sexuales desde los 14 años?  Hay un estándar que responde a estadísticas oficiales como la Encuesta ENDES que revelan que la edad de inicio sexual consentido es entre los 14 y 15 años en promedio.

En Perú, el Código Civil reconoce capacidad a las/los adolescentes desde los 14 años para actos relacionados con sexualidad y reproducción.

Fuente: http://www.larepublica.pe/

Sexualidad entre menores sigue en debate

Consentido. Congresista Sousa advierte que es tema delicado. Se debatirá en el Congreso la despenalización de relaciones entre menores de 14 a 18 años.

La despenalización de las relaciones sexuales entre personas de 14 a 18 años, cuando se prueba que son relaciones mutuamente consentidas, encontró opiniones diversas de especialistas de diferentes instituciones que fueron invitados a una reunión de trabajo de la Mesa Multisectorial encargada de evaluar esa propuesta.  El congresista Rolando Sousa (GPF), presidente de la Comisión de Justicia y Derechos Humanos, dijo que la sensibilidad del tema obliga a tener mucho cuidado en el capítulo relacionado a delitos contra la libertad sexual y a manejar esos temas con mayor responsabilidad para evitar que el mensaje a la población sea errado.
Preocupa tema adolescente

A su vez, Lucy del Carpio, coordinadora Nacional de la Estrategia de Salud Sexual y Reproductiva del Ministerio de Salud, manifestó que las enfermedades de transmisión sexual y de VIH Sida se han incrementado en los adolescentes, así como el suicidio por causa de embarazo.

La clave

Pleno. La despenalización de las relaciones sexuales entre menores de 14 a 18 años se tratará en el Pleno en los próximos días. A la cita también asistió la ministra Virginia Borra.

http://www.larepublica.pe

Sexo y adolescentes

El sexo existe, pero es malo si está asociado a jóvenes y adolescentes. Este es un debate que concita gran atención y requiere la mayor información. El problema es que, desde el 2006, una ley penaliza con cárcel el sexo en menores de 18 años. Probablemente, la idea haya sido evitar el abuso sexual, el embarazo precoz y las infecciones de transmisión sexual, pero, lamentablemente, la realidad peruana no ha mejorado en estos años: los jóvenes siguen teniendo relaciones y se dan los embarazos en menores de 18 años. Lo que es peor: no han disminuido el abuso sexual ni las infecciones sexuales.

¿Por qué despenalizar esta ley? La respuesta es que causa conflicto con otras normas (por ejemplo, el/la adolescente puede casarse y reconocer a sus hijos, pero no puede tener relaciones sexuales). Además, se sabe que cada vez son menos los adolescentes que acuden a un servicio de salud y es porque los profesionales del área tienen la obligación de denunciar a las pacientes adolescentes pues sus relaciones sexuales se consideran delito. Entonces tenemos que algo no funciona en esta ley y las cifras lo indican. Por ejemplo, del total nacional de mujeres de 15 a 19 años , el 13.7% ya estuvo alguna vez embarazada. De estas, el 11.1% son madres y el 2.7% está gestando por primera vez. A esto, añadamos la edad media del primer nacimiento en casi toda la selva es por debajo de los 20 años.

Las leyes no cambian la cultura ni las costumbres y no se ha trabajado en una mejor prevención ni en un sistema de salud que, actualmente, no atiende la demanda. Ya que tener relaciones es ilegal o fuera de ley, no podemos ayudar a prevenir sus negativas consecuencias.

Nadie desea que haya adolescentes embarazadas. En el Perú, el mayor porcentaje de madres o embarazadas adolescentes está entre las mujeres sin educación (47.9%), las que residen en la selva (27.2%), las del quintil de riqueza inferior (26.9%) y del área rural (22.2%). Es decir, las más pobres son las que tienen más posibilidades de un embarazo que perpetuará su pobreza y marginación.

El estudio “Conocimiento y percepción del riesgo de los adolescentes acerca de las ITS, VIH-SIDA”, hecho por Inppares en Arequipa, Lambayeque y Lima a 600 adolescentes y jóvenes entre 15 y 25 años, dio a conocer que el 58% con edades de 15 a 18 años ya se había iniciado sexualmente, al igual que el 21% de 11 a 14 años. El 17% había sostenido relaciones con parejas ocasionales y el 15% con parejas estables y ocasionales. 2 de cada 3 adolescentes habían tenido ya 3 parejas sexuales. Si el inicio sexual se da entre los 15 y 18 años es posible que tengan más parejas futuras.

Estas cifras invitan a reflexionar sobre las tareas pendientes: que la ley debe ser mejorada, que debemos hacer esfuerzos con intervenciones que reduzcan los problemas, y que entendamos que los jóvenes y los adolescentes son ciudadanos con derecho. Se requiere de programas cuyo enfoque principal sea ayudar a cambiar conductas, reforzar habilidades para socializar y ser responsables de nuestros actos. Sumemos esfuerzos de prevención y educación, más que de represión para el ejercicio de los derechos sexuales de jóvenes y adolescentes.

informes@inppares.org
www.inppares.org

Fuente: http://www.larepublica.pe/

“PJ sí reconoce sexualidad adolescente”

Entrevista a José Luis Lecaros Cornejo
Magistrado de la Corte Suprema

Jurista opina sobre despenalización de las relaciones sexuales consentidas. Poder Judicial tomó posición.

A pocos días de que se debata en el Congreso el proyecto de ley para despenalizar las relaciones sexuales entre y con adolescentes de 14 a 18 años, el juez de la Corte Suprema José Lecaros Cornejo aclara su posición y la importancia de esta medida que, según indica, debe ir acorde a nuestra realidad. ¿Cuál es su postura frente a la iniciativa de despenalizar las relaciones sexuales entre adolescentes?   

La Corte Suprema ya aplicó una posición clara frente a este asunto. En el año 2008 se tomó un Acuerdo Plenario donde se interpreta que las relaciones sexuales entre jóvenes de 14 a 18 años, que  eran voluntarias, no podían ser merecedoras de una pena, es decir, había una causal de pena que detalla que, si había consentimiento del afectado, no había delito.

Pero actualmente la ley sigue vigente…

Claro, la norma sigue vigente porque solo el Tribunal Constitucional puede declarar anticonstitucional una ley. Por ello, en el Acuerdo Plenario hemos dicho que en estos casos se aplique el Art. 20, inciso 10 del Código Penal, que establece como una causal de extensión de pena la circunstancia en que el sujeto pasivo, en este caso el menor, haya presentado su consentimiento. Lo que se puede traducir  es que un menor de entre 14 y 18 años tiene capacidad para disponer de su sexualidad.

De aprobarse la ley ¿esta será retroactiva? ¿Qué pasará con las personas que ya han sido sentenciadas por este delito?

La ley será retroactiva. Desde mayo del 2006, en que se dio la ley, hasta fines del 2008, en que se dio el acuerdo plenario, hubo decenas de personas condenadas por este delito, personas con condenas firmes, por lo que la Corte Suprema no podía hacer nada para cambiar esa condena. De llegar a modificarse la ley, todas esas personas podrían liberarse. Porque si una personas es condenada por un delito y luego mediante ley se establece que su falta ya no es delito, entonces puede salir en libertad.

¿Por qué desde los 14 años, y no desde los 16 como lo pide la ministra de la Mujer, Virginia Borra?

Ya que el Código Civil permite que se casen adolescentes desde los  16 años; por eso sugieren que se inicie la vida sexual desde esa edad, porque no tendría sentido que una pareja se case y no tenga relaciones sexuales. La Corte Suprema fue más allá y dijo 14. ¿Por qué? Porque en el Código Civil está estipulado el delito de seducción, que significa tener relaciones sexuales con una menor de 14 años mediante engaños. Entonces el Código Penal reconoce que los menores de entre 14 y 18 años pueden ser engañados para tener relaciones sexuales y reconoce que tienen libertad para su sexualidad.

¿Esto no vulnera la libertad de los menores?

Hay personas que dicen que  no pienso en las adolescentes de 14 o 15 que son seducidas por personas mayores. Yo les respondo: ¿y quién piensa en los jóvenes de 18 o 20 años que por amor tuvieron relaciones sexuales con sus enamoradas y fueron a dar a la cárcel? Es necesario pensar y tomar en cuenta los dos lados del problema. Las personas no deben cegarse de la realidad de nuestro país, y cómo es que vive nuestra juventud.

“Para el amor no hay edad”, recalca el juez

¿Es válido que  un hombre de 39 años mantenga relaciones con una joven de 17 años?, ¿no estaría haciendo uso de su experiencia para seducirla?

Para el amor no hay edad; así como puede haber un hombre de treinta y tantos que use su experiencia para seducir a una jovencita, también puede ocurrir que esté enamorado. Entonces tendríamos que decir que las relaciones sexuales con amor no sean penadas, y si no son con amor que se castiguen, pero cómo comprobamos eso… Cómo establecer un juicio con amor o sin él.

¿Y si hay un contexto de superioridad?

El proyecto que está preparando la Comisión de Justicia del Congreso incluye que cuando el seductor tenga una condición de ventaja, es decir sea el profesor, padre o padrastro y se aproveche de ello para tener relaciones con el o la menor, debe ser castigado.

Fuente http://www.larepublica.pe/

Polémica por propuesta para despenalizar sexo

Existen 5 mil denuncias contra menores acusados por violencia sexual
Modificación legal solo operaría si existe una relación consentida

Un grupo de especialistas, entre sicólogos, médicos y congresistas, se mostró a favor de la despenalización de las relaciones sexuales entre menores de edad, debido a que la norma vigente que rige dichos actos no logró reducir el número de embarazos no deseados en este sector de la sociedad y en cambio, genera una serie de problemas que ponen en peligro su vida.
Tras señalar que dicha modificación legal permitiría atender mejor a los jóvenes, sobre todo a los que no tienen recursos para acudir a centros de salud privados, expresaron que de aprobarse la reforma legislativa para delitos de violación sexual contra menores de edad, esta debería acompañarse de una política de educación sexual formativa y progresiva, tanto en colegios como en los hogares.

“Son muchas las razones que justifican la aprobación de este proyecto de ley. La norma que rige en la actualidad (ley 28704) protegía de cierta manera a los adolescentes en materia de relaciones sexuales, pero esta propuesta va mucho más allá”, sostiene la congresista Luciana León.
Desde el 6 de abril de 2006, fecha en que entró en vigencia la ley 28704, toda relación sexual entre/con adolescentes entre 14 y menores de 18 años se considera automáticamente delito de violación por mandato legal, sin distinción alguna sobre si fue válidamente consentida o no.

Bajo dicho marco legal –manifestó la congresista– se generó una serie de inconvenientes para los jóvenes que empeoraron su calidad de vida, así como su vida sexual y reproductiva.

“Ahora, las adolescentes no van a los centros de salud pública, porque saben que el enfermero o doctor puede denunciar a su pareja por violación. Por tanto, si tienen un embarazo no lo llevará de forma adecuada. Encima tendrá una maternidad bajo esta normativa donde el padre es considerado un violador, cuando bien pudo haber un consentimiento previo.”
“No se trata de alentar las relaciones sexuales entre jóvenes, sino de hablar, educar sobre los métodos anticonceptivos que existen. Creo que informar es la mejor manera de educarlos. La despenalización que vamos a debatir en el Congreso no responde a criterios ni de religión, ni de moral, se trata de una política de Estado, por eso (el proyecto) fue presentado por el Ejecutivo”, enfatiza.

Poco acceso a servicios
Miguel Gutiérrez,  presidente del Comité de alto nivel de Salud Sexual y Reproductiva del Colegio Médico del Perú, refirió que en los años recientes, “se ha deteriorado el acceso a servicios para los adolescentes. Todo lo que se había diseñado para tener una atención diferenciada se desarticuló”.
“He tenido la oportunidad de hablar con los médicos  y tienen temor de dar a los adolescentes información en temas de anticoncepción porque los pueden acusar de promover las relaciones sexuales entre menores. La ley que se dio en el 2006, con muy buena intención posiblemente, no funciona y más bien es un problema para todos.”

Iniciativas en debate
Son tres los proyectos de ley presentados a la Comisión de Justicia: la propuesta N°2723/2008-CR (congresista María Sumire), la propuesta N° 3189/2008- CR (Daniel Abugattás) y el proyecto de ley N° 4297/2010-PE (presentado por el Ejecutivo).  

Los tres coinciden en que hay que despenalizar lo que se ha consentido. Pero coinciden que no se puede dejar todo despenalizado y por eso plantean la modificación del artículo 173°, para proteger a los menores en aquellos casos en los que ese consentimiento podría estar viciado.

Las situaciones en las que podría darse esta figura legal son, por ejemplo, cuando la menor ha sostenido relaciones sexuales bajo: a) el engaño; b) aprovechamiento de una vulnerabilidad de la víctima (reforma de artículo 175° del Código Penal). El nuevo tipo penal es mucho mejor que el vigente “delito de seducción”.

La dura realidad
1 Luciana León reveló que bajo la normatividad actual se registró un peligroso incremento de procesos judiciales contra menores. En 2008 fue la segunda causa de atención en centros juveniles.

2 ”En 2008 alrededor de 586 adolescentes fueron acusados de violación sexual ante la fiscalía de Lima, la mayoría por los padres de la menor, a pesar de que muchas habían mantenido relaciones sexuales con consentimiento.”

3 En 2009 la cifra ascendió a 600 adolescentes y hoy en día existen más de 5 mil denuncias policiales de adolescentes acusados por violación sexual.

Tenga en cuenta
De aprobarse el proyecto, los adolescentes acudirían con mayor tranquilidad a los centros de salud por información sobre temas de salud sexual y reproductiva.

Tendrían un mejor manejo y cuidado de su maternidad, además de permitir que se conozca el nombre del padre de sus hijos y empujarlos a que asuman sus responsabilidades.

La despenalización propuesta solo opera cuando hay consentimiento de la menor. En la actualidad, el Código Civil permite que los adolescentes se casen si cuentan con el consentimiento de sus padres, sin embargo el Código Penal proscribe las relaciones sexuales entre y con adolescentes.

Fuente: http://www.elperuano.pe/

Sexualidad y responsabilidad penal

Me refiero al proyecto de ley tratado recientemente en la Comisión de Justicia y Derechos Humanos del Congreso, que propone despenalizar las relaciones sexuales consentidas de adolescentes entre los 14 y 18 años de edad, para cuyos fines plantea modificar los artículos 170°, 173° y 175° del Código Penal.

Sobre el particular, cabe señalar que es preocupante que todavía   existan en nuestro medio posiciones tan reaccionarias que se oponen  de manera radical a esta iniciativa legislativa, incluso recurriendo a afirmaciones tan temerarias de que esta modificación legal lo que propiciará es que aumenten las relaciones sexuales y embarazos entre menores, o que nuestro país pasará a convertirse en el destino sexual de millares de turistas pervertidos interesados en la prostitución infantil, desconociéndose la legislación penal que reprime el turismo sexual infantil hasta con penas de diez años (ver artículo 181-A del Código Penal). No es que estemos a favor ni avalemos de forma indiscriminada la promiscuidad sexual, el libertinaje, las madres solteras, los niños abandonados o la transmisión de enfermedades sexuales entre menores de edad. Sin embargo, defender a rajatabla la criminalización de las relaciones sexuales entre menores de edad como parte de una política de Estado, en la que el encarcelamiento indiscriminado hasta con penas de treinta años de cárcel aparece como la columna vertebral, es como querer remontarnos a la época del Medioevo o el oscurantismo en la que la libertad sexual era vista como algo pecaminoso, inmoral, sucio y  prohibido, y se recurría sin mayores miramientos a la tortura, el castigo, el sufrimiento físico, el aislamiento y la misma pena de muerte para los que renegaban de estos preceptos.

No confundamos con tanta facilidad la libertad sexual con la indemnidad sexual, en razón a que la primera es la capacidad legalmente reconocida que tiene una persona para autodeterminarse en el ámbito de su sexualidad; mientras que la segunda no es otra cosa que la preservación de la sexualidad de una persona cuando no está en condiciones de decidir sobre su sexualidad (incapaces). En ambos casos, el fundamento material es el derecho a una actividad sexual en libertad sin otras restricciones que las que establece la ley y la misma Constitución Política, siempre por supuesto que no medie en las relaciones sexuales la violencia, el engaño, la incapacidad de resistir, la seducción u otras formas de coacción, que es lo que realmente debe castigar la ley.

Fuente: Expreso, domingo 14 de noviembre de 2010

Sin pedir permiso

El importante rol que cumplen padres y madres en la formación de habilidades para la vida, incluidas las vinculadas al enamoramiento y la sexualidad, no debería ser puesto en duda. Por eso preocupa que, aún en la actualidad, estos temas sean considerados tabúes en los hogares peruanos.

El despertar sexual va a llegar sin que nada se le interponga y colocar en una situación de toma de decisiones también a mamá y papá. Podemos identificar claramente dos alternativas: hacerse “de la vista gorda” y eludir el tema y la conversación, o, de manera opuesta, brindar información de manera comprensiva, y hasta facilitar el acceso a, por ejemplo, métodos anticonceptivos, entre ellos el condón, que permitan una decisión informada en hijos e hijas, incluso la de retrasar el inicio sexual. Por supuesto que la alternativa que se elija implica retos y traerá consecuencias positivas o negativas. En la primera, dejar pasar el tema suele ser más cómodo, pero es una oportunidad perdida. Por otro lado, brindar información y medios de prevención, tarea nada fácil, implica mejorar la calidad de información y trabajar mitos y prejuicios, pero sin duda mejorará nuestra relación y capacidad de prevenir o minimizar efectos adversos.

Las opciones son claras y cualquiera que se tome será parte del estilo de crianza que asumamos respecto de la sexualidad. Lo que nunca conseguiremos, pese a lo que muchos crean o aspiren, es una solicitud de autorización para sostener relaciones sexuales por parte de hijos e hijas. La actividad sexual se sostiene sin pedir permiso.

Con toda seguridad, amiga y amigo lector, ni siquiera entre quienes ya somos adultos, se pidió permiso nunca para iniciarse o sostener relaciones sexuales. Eso ha sido siempre así y no tiene visos de cambiar ya que se trata de decisiones íntimas en las cuales difícilmente una tercera persona estará presente al tomar la decisión.

Pues ,entonces, a pesar de las prohibiciones sociales, familiares y hasta legales –como actualmente se tiene de las relaciones sexuales consentidas en esta etapa de la vida–, ellas suceden y por qué no decirlo causan felicidad y realización. Por ello, sugiero hacer algo que sí marcará la diferencia: como padres y madres asumamos la tarea de brindar buena información, escuchar activamente sin juzgar errores y aciertos, y avancemos en facilitar medidas de prevención que se puedan incorporar a la vivencia sexual.

Todo ello seguro que permitirá acercar a las y los adolescentes mucho más al espacio familiar, demarcar de manera más democrática los límites y sin duda generará una esfera más comprensiva en una edad evolutiva en la cual sucede, con mayor facilidad, conflicto con la autoridad familiar.

No olvidemos la urgencia de una buena educación sexual en las escuelas, una deuda con nuestros adolescentes, la cual pueda también incorporar a madres y padres en la construcción de una nueva forma de asumir este reto.

*Centro de Promoción y Defensa de los Derechos Sexuales y Reproductivos.

Fuente: http://www.larepublica.pe/

En defensa del estado y el condón

El cardenal Cipriani está enojado. Lo vi por TV cuando, con ese sombrero enorme que está destinado –al igual que las capas y las ropas ampulosas– a marcar las diferencias con los simples mortales, la emprendió, nuevamente, contra el pobre condón. No sé si mi enemistad personal con el boato y la supuesta autoridad intelectual de unos sobre otros a base de prestigios arbitrarios me nubla la razón pero, dicho con toda humildad, los argumentos que presenta este pastor de almas son tan anémicos, que uno no puede menos que considerarlos un insulto a la inteligencia. No sé si nuestro cardenal sabrá que el cerebro humano dispone de cien mil millones de neuronas y que cada neurona puede hacer de una a diez mil conexiones con las otras neuronas y que de eso resulta que la capacidad de nuestro cerebro es de diez elevada a la billonésima potencia. Es decir, si Dios, respetando la creencia del cardenal, le puso en su cabeza semejante arsenal, no es para que solamente lo cuide con su enorme sombrero. Si las tiene, úselas. Si repudia la repartición de condones por parte del Estado busque argumentos más creativos, más creíbles, más sensatos.

Lo que el cardenal dice podría –y lo digo convencido– ser considerado como una invitación al suicidio. Así de claro. ¿Puedo convencer a un joven que el uso del condón es pecado? Eso es fácil: tantos años de lavado cerebral más los miedos de la ignorancia le facilitarán el éxito. Lo difícil es saber cómo ese joven va a manejar su impulso sexual. ¿Tendrá la fórmula el cardenal?

Si la tiene le ruego que se la transmita a tantos y tantos pederastas que han dañado la imagen de la Iglesia Católica y estragado la vida de sus víctimas. Si con la presión de los hábitos que portan y la presión social suplementaria que ello genera, tantos curas han abusado de menores… ¿qué puede esperarse de muchachos jóvenes, con una formación moral laxa y expuestos a una oferta sexual permanente en la que el consentimiento de su pareja, por lo general, está implícito? ¿Creerá el cardenal que el condón es como la bebida y la farra que invitan a liberar los instintos? Todo lo contrario.

Nada hay tan poco excitante como un condón. Invita menos al sexo que a conversar con una beata. Es una concesión que felizmente cada uno hace por respeto a su propia vida y por respeto a la vida de su pareja. Algunos se abstendrán de materializar una relación por carecer de condón. No todos. Quizá los más informados, que son los que menos abundan en los sectores humildes. La mayoría obedecerá al impulso de sus instintos y, si le hace caso a Cipriani, corre el riesgo de enfermarse o de traer un niño no deseado que pasará a engrosar, con el tiempo, la multitud de oferentes de mano de obra barata que este sistema precisa para que los ricos sean más ricos y los pobres más numerosos.

Fuente: http://peru21.pe/

Guerra por distribución de preservativos

Sexualidad. Entre el gobierno, la iglesia y otras organizaciones. Afirman que reparto de condones debe ser con exhaustiva educación sexual en colegios y hospitales. Piden a Iglesia no intervenir en entrega gratuita. Otra vez la distribución gratuita de un método anticonceptivo genera el debate entre la Iglesia y el Ministerio de Salud (Minsa). El año pasado lo fue con el Anticonceptivo Oral de Emergencia (AOE) porque a criterio del Cardenal Juan Luis Cipriani esta píldora sí era abortiva y “el ministro Óscar Ugarte debía irse a su casa”. Ahora surge la polémica por la repartición de los 18 millones de condones donados por la Agencia de los EEUU para el Desarrollo Internacional (Usaid). Cipriani señaló el último lunes que “regalar condones equivale a más libertinaje y más abuso sexual”. >Según el Minsa, la distribución a nivel nacional de los preservativos ya se inició y aclararon que este método se entregaría a menores de edad, pero en compañía de sus padres o de un tutor. Minsa seguirá distribuyendo“La postura del ministerio es la distribución. Si es un usuario nuevo se inscribe y recibe su tarjeta, le harán la entrega de 10 condones al mes”, señaló la especialista del Minsa, Maribel Quiroz. Además enfatizaron en que antes de su entrega el joven recibía consejería sobre cómo usarlo, de prevención de embarazos, así como de Infecciones de Transmisión Sexual (ITS) y VIH/Sida.

“Guerra santa” por condones

Al respecto, no solo el cardenal ha mostrado su negativa por la libre distribución de condones, sino además representantes de otras iglesias como el pastor Humberto Lay: “Estoy de acuerdo con la posición del cardenal. Lo que tiene que hacerse es una educación sexual franca, honesta, sincera”.

Por su parte el congresista y miembro de la Iglesia Cristiana Evangelica y Misionera Maranatha, Juan Perry, sostuvo que “no se pueden distribuir a diestra y siniestra sin importar la edad. Ojalá se establezca programas más concretos y no tan superficiales”. “Iglesia no debe interferir”

Por otro lado, la directora de Promsex, Susana Chávez, saludó que el ministro Ugarte afronte los problemas de embarazos no deseados en los jóvenes y pidió a la iglesia no interferir en esta labor.

“Presionar para que el Estado no cumpla con su responsabilidad es presionar a que se incumpla una función pública, pues no es a la Iglesia a la que se pedirá cuentas de los estándares sanitarios”, dijo.

El Colegio de Obstetras del Perú (COP) también pidió que esta entrega sea con consejería. Datos Embarazos. El Colegio de Obstetras del Perú (COP) promueve el uso del condón femenino como una medida de planificación familiar ante el incremento de gestantes en casi 13% en jóvenes adolescentes entre 15 y 19 años.

Difusión.

Por ello pidieron que el Estado haga una mayor difusión de los diferentes métodos anticonceptivos lo que permitirá luchar contra las enfermedades sexuales. Casos de VIH e ITS aumentan 1] Con o sin debate de por medio, lo cierto es que los jóvenes tienen relaciones sexuales sin usar preservativos. Según el Minsa, en lo que va del año hay más de 460 mil infectados con ITS en el país.

2] La mayoría de casos se dan en Lima (22%), Junín (7.61%), Cajamarca (7.32%) y Cusco (5.44%).

3] En el caso de VIH y Sida, el 97 por ciento de los casos son por transmisión sexual, 2% de madre a hijo y 1% vía sanguínea. Tal es así que desde 1983 a la fecha hay al menos 50 mil casos.

4] Por su parte el decano del Colegio Médico de Lima (CMP), Alberto Gayoso Villaflor, consideró que la entrega de preservativos busca disminuir el contagio de enfermedades y no de promover libertinaje sexual entre los adolescentes.

Fuente: http://www.larepublica.pe